Giulini dirige Mahler

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Giulini dirige Mahler

Mensaje  El Reyes el 26/10/2012, 01:35

GIULINI DIRIGE MAHLER


Se dice que Carlo Maria Giulini (1914-2005) no fue un mahleriano de cepa. Es cierto. Sabemos que llegó tarde al compositor cuando ya iba para los 60 años. Pero fue un tremendo director. Del tipo de directores que -como Schuricht- hacían que la música pareciera tan natural, tan humana que costaba –que cuesta- imaginarse que se hiciera de otro modo. Mención aparte su gesto en el podio, el cual reflejaba muy bien su concepto. Giulini parecía convocar las fuerzas de la naturaleza con una batuta esgrimida como un sable. Si bien las proporciones de sus lecturas eran clásicas, la intensidad que ponía en ellas era puro fuego interior.

Giulini servía las frases con mucha profundidad, su fraseo era muy emotivo y en los grandes momentos su intución rítmica producía momentos de completa alucinación, generalmente, marcando bien los tiempos, esculpiendo la frase de modo enfático y elocuente: las cesuras gigantes en la Renana de Schumann, la coda de la Primera de Brahms en que pareciera que se le va la vida, el scherzo de la Cuarta del mismo autor, el primer movimiento de la Pastoral tan rústico, tan poético, tan emocionante, ese primer movimiento de la Quinta beethoveniana tan impecable, tan perfecto, la sección de la Séptima de Dvorak en que llega al tutti en el primer movimiento, esa maravilla de la Primera de Prokofiev... en fin... su Jardín de hadas raveliano que siempre nos sorprende con el corazón descuidado, su Bruckner... ya hablaremos de su Mahler...

Afortunadamente, el maestro Giulini nos dejó un pequeño legado mahleriano nada despreciable: Un par de sinfonías 1 (las dos premiadas y, particularmente, la segunda de ellas una referencia indiscutible), varias novenas (una de ellas oficial y ganadora de varios premios), Varios Das Lied von de Erde (entre ellos, quizá estén los únicos que logran igualar la belleza de la dirección de un Klemperer) y un Adagio de la 10.

No es mucho, pero es más que lo que Celibidache nos dejó y casi lo mismo que nos legó un Karajan. Este Mahler de Giulini merece una revisión, precisamente, porque no cede a las modernidades de Boulez o los expresionismos de Scherchen o los arrebatos de Bernstein. Todos ellos justificables, plenamente legítimos y esperables. Giulini aborda Mahler desde su credo inclaudicable y de implacable clasicismo, ése que le hacía dirigir solamente las obras que amaba y de las cuales podía revelar algo, el clasicismo en la nobleza de un concepto que hacía que no le gustara dirigir y menos grabar ciclos (ese privilegio solamente lo tuvieron Brahms y Beethoven). El Mahler de Giulini es un testimonio más del que quizá haya sido –con el perdón de Furtwängler- quizá el mejor director del repertorio Clásico-Romántico tardío- de la historia. Esto es una burrada decirlo así, pero es que acabo de oír la Titán con Berlín y… bueno, ya les contaré.

Acá pretendo revisar todos sus discos oficiales y todos sus registros mahlerianos no oficiales.




Para ver comentarios sobre discografía mahleriana de Hermann Scherchen, visite: http://gustav-mahler.foroactivo.com.es/t398-scherchen-dirige-mahler


Última edición por El Reyes el 18/11/2012, 13:48, editado 1 vez

El Reyes

Cantidad de envíos : 912
Edad : 49
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  El Reyes el 27/10/2012, 18:11

Sinfonía 1.
Orquesta sinfónica de Chicago. Registro de estudio. 30 de marzo de 1971: 16:49 / 8:00 / 11:23 / 20:47. Para este comentario se usó la edición EMI.



Giulini –como solía hacer- grabó esta Titán en un solo día y probablemente cada movimiento en una sola toma. El registro tuvo una gran recepción en su época. La revista Gramophone lo recomendaba como primera opción en su relación calidad interpretativa y calidad del registro, por sobre la superior y más idiomática lectura de un Horenstein. Esta crítica se vio confirmada con el otorgamiento -en 1972- del Grammy al mejor registro del año. Hoy día, con el reprocesado de la lectura de Horenstein, probablemente, la opción hubiese sido distinta. En cualquier caso, recuerdo haber oído el Lp de este registro y creo que ninguna edición en CD ha logrado recapturar ese ambiente traslúcido del original. En CD esta lectura parece demasiado de estudio.

En lo musical, el comienzo presenta mucho ambiente, con un bello sonido de la cuerda. La transición es perfecta, pero el desarrollo es algo pesado, aunque muy bien expuesto. Pese a los detalles logrados, particularmente en el fraseo de la cuerda, sobreviene –para el auditor que ya conoce la obra- cierta sensación de rutina. El estallido de metales está bien logrado, pero si abordamos la audición pensando en los Kubelik, Neumann y Ancerl, probablemente nos veremos decepcionados. Esta Titán bebe de las aguas de la Pastoral de Beethoven. El inicio del segundo movimiento tampoco nos levanta del asiento, aunque presenta la cuota exacta de rusticidad. Los detalles de maderas y cornos –en cambio- son de lo mejor en disco. El trío se aviva más y recién se encuentra algo de idiomatismo en esta versión. El tercer movimiento es particularmente extraño al lenguaje mahleriano. Giulini no acierta a encontrarle la veta irónica y lo hace menos ácido de lo esperado. Sin ir más lejos: el solo de contrabajo es bellísimo, demasiado para la ocasión. No obstante, como era de esperar, el fraseo de Giulini se nos muestra con bellas intervenciones de la cuerda (tema de las Canciones de un Camarada). El final es quizá lo mejor planteado: presenta una cuerda soberbia. El tema lírico es expresivo, pero algo más de fuego no habría estado mal. La cabalgata presenta unos bajos que son dignos de destacar. La suspensión tiene ambiente, la transición hacia el estallido final es perfecta (nuevamente los bajos), y la coda logra tener la nobleza suficiente. En resumen, versión impecable, soberbiamente tocada, con un enfoque abiertamente romántico y carente de toda carga expresionista propia del mejor Mahler. Destaca la buena planificación, la presencia de la cuerda y varios detalles instrumentales. Giulini se encontrará con la Titán años más tardes en Berlín y entonces, sí: Giulini pasará del conocimiento acabado a la revelación de una obra.

La reseña original de la revista Gramophone, cuando el disco salió al mercado. En ella se compara a Giulini con Solti, Kubelik y Horenstein. Me parece que es muy justa en sus apreciaciones.

http://www.gramophone.net/Issue/Page/August%201971/43/828785/

MAHLER. Symphony No. 1 in D major. Chicago Symphony Orchestra conducted by Carlo Maria Giulini. HMV ASD2722 (L235).
Selected comparisons:
LSO, Solti (9/64) SXL6I13
Bay. Rad. SO, Rubelik (5/68) 139 331
LSO, Horenstein (12/69) RHS30I.


Like other recent records from Chicago, Decca as well as EMI, this new version of Mahler's First gets one thinking of this as America's (if not the world's) 'top orchestra', succeeding to Cleveland's crown. The tonal beauty as well as the sheer technical virtuosity is phenomenal, helped of course by the work of the engineers. Already within months of the duumvirate of Sold and Giulini taking over, that inspired division of responsibility (dreamed up originally by Solti years ago but at first not accepted) has plainly justified itself.

If you want a Mahler First above all for beauty of tone and phrasing and precision of ensemble, then this is a plain first choice. In addition Giulini's qualities suit this work. For all the orchestral sophistication, he has a transparent honesty which accords well with Mahler in 'Wayfaring Lad' mood. Nor does he use the Chicago orchestra's virtuosity to whip up excitement in fast tempi. His speeds are consistently slower than Solti's, let alone Kubelik's (always on the fast side in Mahler), and work out very close to Horenstein's in all four movements.

It is the comparison with Horenstein which strikes me as the most significant. Where the new version undoubtedly scores is in the resonance of the violin tone. The opening of the finale, where both sections of violins play their rushing quavers and semiquavers in unison, has far more panache, and in the big tune of the "sehr gesangvoll" section the Chicago first violins are sweetertoned than their LSO rivals. That contrast I rather expected, because if the Unicorn issue had a fault it was in the hint that the finale would have benefitted from another couple of takes.

The contrasts in other movements follow fairly predictable lines, but there rather more than in the finale the sterling directness of Horenstein's reading produces a clear feeling of greater authenticity. Take one tiny point. Horenstein as ever is meticulous in following Mahler's indications of glissando phrasing. It may not be to the taste of modern audiences, but when it is achieved as beautifully as by Horenstein (I think of the first section of the L/indler second movement, and the phrase leading into the finale's "sehr gesangvoll") it feels exactly right. Giulini springs the Ldndler more jauntily with a sharper bite than Horenstein, and then in the trio he is altogether more coaxing and smooth. That trio unexpectedly becomes a key point of contrast, for where Giulini brings a hint of the Johann Strauss tradition and Solti brings a hint of Richard Strauss and Rosenkavalier, Horenstein is nothing if not Mahlerian withhis more angular style.

The third movement too shows Giulini's extra polish, but again it does not bring advantage all round. Giulini is meticulous at the start in moulding a long and careful crescendo in the first statements of the minor-key "Frère Jacques" theme, but strictly speaking that is implied rather than stated by the score, where piano is the loudest marking, and where pianissimos abound. Horenstein takes Mahler's markings more literally, and the result is simpler and sharper cut.

On balance, as my comments may suggest, I would recommend Horenstein on Unicorn still as a more authentic reading, but Giulini's, sumptuously beautiful all through and never merely slick and overpolished, is certainly one to add to the list of top recommendations, not least for the gorgeousness of the recorded sound, which is even richer than in the three finelyrecorded rivals which I list. E.G.

La lectura de Giulini desde youtube:





El Reyes

Cantidad de envíos : 912
Edad : 49
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  Ritter el 27/10/2012, 18:17

Excelente iniciativa, El Reyes, e interesantísima reseña de esta Primera de D. Carlo Maria. Desde luego que despierta mucho interés en el tándem Mahler-Giulini... brindis brindis

Por cierto, están disponibles en amazon.es a precios muy interesantes las grabaciones americanas de Giluini..

El album de EMI / Chicago, que incluye la que nos ha comentado El Reyes (4 CDs por 11,98€):



Las grabaciones de Chicago para DG, que incluye la muy apaludida de Mahler (5 CDs por 13,62 €):



Y las graaciones de Los Angeles (6 CDs por 17,57€):



También se incluye la en este album de DG, "The Art of Carlo Maria Giulini" (16 CDs por uns 48 €):



Ritter

Cantidad de envíos : 2290
Localización : Madrid
Fecha de inscripción : 08/08/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  El Reyes el 1/11/2012, 15:30

Sinfonía 1.
Orquesta Filarmónica de Berlín. Registro en vivo. 29 de febrero y 1 de marzo de 1976: 15:57 / 8:11 / 11:41 / 23:11 (con aplausos). Para este comentario se usó la edición Testament.



Cuando ya no teníamos esperanzas de otra Titán de Giulini, Testament edita este concierto berlinés que incluyó, además, una magnífica 94 de Haydn. Si el registro de 1971 marcó un hito en cuanto a calidad del producto discográfico (premio Grammy incluido), el de 1976 es –creo- superior en su concepto musical.

El disco Testament posee un sonido brillante, de gran presencia, muy natural y equilibrado, lo que ayuda a captar muy bien el ambiente real de la sala de conciertos. Además posee una claridad notable, lo que permite captar cada instrumento con pleno realismo. En cuanto al concepto de Giulini, esta vez podemos hablar de verdadera música viva. La naturaleza despierta, se despereza de modo primoroso ante nuestros oídos. Pongan a cualquier director a tocar ese largo pedal inicial y luego oigan a Giulini dotando de vida algo tan aparentemente estático. La sensación de viveza no solamente se debe a los tiempos más rápidos que los registrados con Chicago, sino además a las dinámicas más trabajadas y al detalle más atento. Giulini logra esto, dotando cada frase con su propio pulso, existen ligeros desfases en los acentos, a veces pareciera que la precisión fallara, pero la sensación es muy estimulante. Además la toma sonora permite captar detalles notables, como por ejemplo la insistencia de ciertas frases o los cantos de pájaros quizá los más asimétricos de la discografía. Por si fuera poco, la Filarmónica de Berlín muestra su capacidad estentóera en el magnífico estallido hacia el final del movimiento, con unos cornos muchos más desenfadados que los de Chicago.

El segundo movimiento es mucho más brillante y vital que el que hiciera con Chicago. Acá los metales y maderas se atreven más. El trio también se muestra menos contenido. Una maravilla lo que logra Giulini en la Marcha Fúnebre. No la he oído mejor tocada. El maestro italiano capta a la perfección la ambivalencia de esta música y logra dotarla del color exacto, del énfasis justo, y la Filarmónica de Berlín lo sigue en una muestra de sabiduría orquestal. No es el expresionismo de Scherchen, pero esta Marcha Fúnebre presenta una elocuencia y belleza tan extraña y fascinante que se nos aparece como ideal. Nunca había escuchado esta música con un sonido tan –literalmente- “fantástico”, casi irreal.

En el final Giulini apuesta fuerte. Tampoco lo he oído mejor. Ese inicio, una de las peores músicas mahlerianas (que se oye mejor en el contexto dramático de “La Canción del Lamento”) está servida con un entusiasmo y convicción tan estimulantes que llega a emocionar. Para lograr esto Giulini estira ciertas frases y –la marca de la casa- enfatiza los acentos de modo muy acertado. El tema lírico es el más bellemanet desatado que se pueda imaginar (¡y cómo suena la cuerda de Berlín!), las suspensiones rebozan poesía y la perorata final lleva al límite –literalmente: de la afinación y la dinámica- a la ya estratosférica agrupación Berlinesa. El resultado es una ovación de aquellas, apabullante, gritos incluidos, a la cual uno quisiera sumarse. Una experiencia que en disco solamente había experimentado con un Horenstein prendiéndole fuego a la coda de la Quinta de Bruckner.

No lo duden, junto a las Novenas de Karajan y Bernstein en vivo, uno de los documentos mahlerianos más notables que haya legado esta orquesta y –por cierto, quizá el mejor Mahler de los que grabara Giulini. Imperdible, obligatorio y adictivo. La Titán –en mi aficionada opinión- tiene otra referencia junto a Horenstein, Neumann y Ancerl, quizá alguna del primer Walter… en fin.

Algunas referencias críticas

FANFARE: Boyd Pomeroy
MAHLER Symphony No. 1. HAYDN Symphony No. 94, “Surprise” • Carlo Maria Giulini, cond; Berlin PO • TESTAMENT 1462 (2 CDs: 85:28) Live: Berlin 2–3/1976


Testament continues mining Berlin Philharmonic concerts, in state-of-the-art transfers from original German Radio sources. Giulini enjoyed a special rapport with the orchestra, which responded with playing of rare beauty and concentration—freely expressive strings, rich, fruity woodwinds, and massive brass sonorities.

Mahler’s First is played for weight and refinement. The introduction to the first movement is slow and concentrated, long on fullness of tone and expres​sion(these are unusually well-fed birds!), rather shorter on impressionism and naturalistic evocation. The main part of the movement is smooth, even, and unhurried—impressive, certainly, but youthful exuberance is in short supply; this is a far cry from, say, Kubelík’s way with the music. The Scherzo is powerful and brilliant, the Trio lovingly detailed but natural and unmannered (in contrast to Bernstein, Mitropoulos, and others). In the slow movement, Giulini is more notable for symphonic integrity than colorful characterization. The finale brings the biggest contrast with his EMI studio recording in Chicago five years earlier, very slow and massive at 23:00 to Chicago’s 20:47. The opening F-Minor storms are very deliberate indeed, lacking the requisite wild quality; but amends are made with the lyrical D?-Major theme (and its later fragmentary reprise in F), lovingly shaped with gorgeous velvet execution. The end has a hugely imposing saturated splendor; the audience certainly liked it, if its immediately following eruption is anything to go by. I would prefer the EMI recording for the sharper edges of the Chicago orchestra and its livelier finale, but this is undoubtedly impressive in its own right. I’m glad to have both.

http://www.arkivmusic.com/classical/album.jsp?album_id=602481


Arturo Reverter
. . . En la Sinfonía nº 1 de Mahler, que es la segunda página del compacto, el maestro italiano sabe administrar y dosificar las fuerzas, reteniendo hábilmente el tempo, por ejemplo, antes del gran estallido del primer movimiento y combinando con inteligencia los elementos populares con los más abstractos en una impecable construcción, que se vence, claro es, hacia el último tiempo, el más largo aunque no el mejor. La cierta vacuidad, la falsa grandeza de algunos puntos del extenso movimiento, son bien disimulados a través de una exposición austera pero de enorme amplitud de fraseo, con justas elongaciones en pos de un lirismo más auténtico que el escuchado en otras interpretaciones más epidérmicas. Giulini se pone serio y, apoyado en la fabulosa orquesta, opta por dar al fragmento un impulso decididamente dramático.


In Giulini’s Mahler Wolfgang Burde saw “an appealing compromise between presentation of the composer’s fascinating palette of sounds and a meticulous attention to the kind of detailed features that characterise the terseness of the vocal song style.” In the third movement, with its funeralmarch Frère Jacques folk song, the conductor was clearly at pains to show the underlying ambivalence of the music, particularly stressing the role of the woodwind. “Only in the final movement did Giulini wholly release Mahler’s sonic language, bringing the players to extreme limits of orchestral expression.” According to Wolfgang Schimming, Giulini “constantly, through gestural restraint, held in balance the overall architecture of the music with the various constituent instrumental parts.”
http://www.diverdi.com/portal/detalle.aspx?id=46215


Algunos fragmentos para escuchar:
http://www.prestoclassical.co.uk/r/Testament/SBT21462#listen


Última edición por El Reyes el 17/11/2012, 03:23, editado 2 veces

El Reyes

Cantidad de envíos : 912
Edad : 49
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  Robertino Bergamasco el 1/11/2012, 15:51

El trio también se muestra menos contenido. Una maravilla lo que logra Giulini en la Marcha Fúnebre. No la he oído mejor tocada.

No será por la intervención del contrabajo solista, indigno de la Filarmónica de Berlín. Razz
Edito: En los ejemplos que pone El Reyes que se pueden escuchar, es el penúltimo... Atención sobreoto al 00:26-00:31

Robertino Bergamasco

Cantidad de envíos : 4428
Fecha de inscripción : 14/07/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  El Reyes el 1/11/2012, 16:42

Robertino, tienes razón: es horrible

... pero a mi me parece intencional. Mientras con Chicago el contrabajo canta de modo primoroso, la intervención del contrabajo en Berlín es grotesca... pero no dudo de que sea intencional... por cierto, le queda estupendo a la obra.

El Reyes

Cantidad de envíos : 912
Edad : 49
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  Robertino Bergamasco el 1/11/2012, 18:46

No se si es intencionado o no ese efecto, pienso que si lo fuese lo emplearía a lo largo de todo el movimiento, y no ocurre así. De todas formas, también considero esta Titán, sino LA mejor, si una de las más grandes que conozco... De ponerle un pero -también se lo pondría a la de Chicago- es que pese a no perder su origen romántico -el 75% de los directores que la abordan, parece que estuviesen dirigiendo una sinfonía post-Quinta- le falta algo de ¿juventud? parece, en sus manos, compuesta ya por un veterano en la vida...

Robertino Bergamasco

Cantidad de envíos : 4428
Fecha de inscripción : 14/07/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  Nico1 el 2/11/2012, 22:28

El Reyes escribió:Robertino, tienes razón: es horrible

... pero a mi me parece intencional. Mientras con Chicago el contrabajo canta de modo primoroso, la intervención del contrabajo en Berlín es grotesca... pero no dudo de que sea intencional... por cierto, le queda estupendo a la obra.
En absoluto es intencional. El hombre está perdido de los nervios. Algo que, por otra parte, le ocurre a la mayoría de los contrabajistas ante ese solo, que les quita el sueño cuando se enteran de que lo tienen que tocar. Oigan si no, también al de la de Chicago, canta de modo primoroso, sí (se alivia tocando f en lugar de la p que pide Mahler -así cualquiera-), pero en el 0'26'' el arco le tiembla y repiquetea ese Re. Eso se llama miedo. O el vienés que oímos en el youtube de los 1001 videos http://1001works.wordpress.com/2012/03/27/maher1/,
25'20'', desafinación monstruosa, tiende a correr, es incapaz de mantener el tempo que le marca el timbal, ridículos portamentos descendentes (incrédulo -supongo- Bernstein ante el desastre). Pero volviendo al berlinés, aparte las desafinaciones del primer y tercer compás, o ese rozar la cuerda contigua cuando cambia de posición, es que empuja cada nota del final de compás con un crescendo impropio cuando lleva el arco hacia arriba, defecto tan pernicioso como muy bien sabe José María. Prueba indudable de los nervios. Gente que ha superado tan difíciles pruebas para llegar a sentarse en esa silla, seguro que no hacen esas cosas estando serenos.

Resumiendo: Hasta los mejores se c**** ante esos ocho compases.

Nico1

Cantidad de envíos : 144
Fecha de inscripción : 22/03/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  Psanquin el 3/11/2012, 00:14

Nico1 escribió:Resumiendo: Hasta los mejores se c**** ante esos ocho compases.
Será por eso que cada vez los directores optan más por asignarlo a toda la sección Very Happy

Algún día habrá que hacer una comparativa de ese solo.

Un par de ejemplos, el primero del famoso documental del debut de Abbado en Berlín (1'24"):






Psanquin
administrador

Cantidad de envíos : 8247
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  El Reyes el 3/11/2012, 00:34

No quiero ser majadero, pero a mí me sigue pareciendo intencional. No digo el error en esa nota específica, pero sí el hacerlo sonar de modo bastante rudo...

En cierta oportunidad, el contrabajo solista de la Sinfónica de Chile me comentó cómo el maestro -no recuerdo si Vandernoot o Wangeinheim- lo hacía repetir y repetir este solo. Su instrucción era: toca lo que está escrito con intención, si sale feo, es parte del juego.

No me molesta que se equivoque el contrabajo, es parte del juego de este solo... y hasta le viene bien, como le viene bien la rudeza de los cornos en el finale... es que están a todo pulmón.

... Más que miedo, yo veo arrojo, quizá pánico en el estricto sentido del término. No está mal. En disco ha de haber muchos solos perfectos, pero con cero atmófera. Este tiene carácter de sobra. Y eso hace que este solo -al menos para mí- sea preferible al de Chicago (que ahora me enteró por Nico que estaba "enchulado")


El Reyes

Cantidad de envíos : 912
Edad : 49
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  Psanquin el 3/11/2012, 00:50

El Reyes escribió:En disco ha de haber muchos solos perfectos, pero con cero atmófera.
Por ejemplo el de Alois Posch -ex-Filarmónica de Viena- en Lucerna Neutral A 25'07"



Disculpas por prolongar el off-topic Embarassed

Psanquin
administrador

Cantidad de envíos : 8247
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  El Reyes el 3/11/2012, 01:20

Psanquin escribió:

Disculpas por prolongar el off-topic Embarassed

A mí no me molesta en lo más mínimo. Si no hablamos de estas "nimiedades" acá no esperemos que salgan comentadas en los periódicos locales ni menos a que en la televisión nos lo digan. Para eso hay foro ciudadanos... De pasada uno aprende mucho.

El Reyes

Cantidad de envíos : 912
Edad : 49
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  Psanquin el 3/11/2012, 01:22

brindis

Psanquin
administrador

Cantidad de envíos : 8247
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  gustavo el 3/11/2012, 14:04

Aunque no tiene que ver con Giulini, he encontrado un artículo interesante en el ABC digital sobre los directores veteranos...

http://www.abc.es/20121103/cultura-musica/abci-directores-orquesta-senior-201211021742.html

gustavo

Cantidad de envíos : 3145
Fecha de inscripción : 10/11/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  El Reyes el 17/11/2012, 03:07



REGISTRO INÉDITO
Sinfonía 9.
Orquesta de Filadelfia. Registro en vivo. 17 o 18 de marzo de 1972: 32:08 / 17:16 / 14:13 / 24:07. Para este comentario se usó el registro subido hace un tiempo en este foro y que corresponde a la transmisión radial original (para bajarlo revisen los posteos de la página 17 de intercambios de este foro: http://gustav-mahler.foroactivo.com.es/t3p330-intercambios)


Giulini tiene cuatro registros conocidos de la Novena Sinfonía: Filadelfia (1972), Radio Sueca (1973), Sinfónica de Viena (1975), Chicago (1976). Tres de ellos han sido publicados en CD (Radio Sueca -recientemente-, Viena y Chicago), y dos son oficiales (Radio Sueca, Chicago). En todos ellos encontramos el denominador común de los tiempos lentos, de la efusividad del fraseo y de un análisis superior. No obstante, pese a estas semejanzas, cada registro posee su propio sello.

El registro con la Orquesta de Filadelfia, jamás ha sido editado, pero se encuentra fácilmante en la WEB. Presenta excelente sonido, aunque algo seco y demasiado próximo (como si estuviera grabado desde la primera fila). Esto permite apreciar muy bien los juegos de la cuerda en el densísimo primer movimiento y los solos de violín se oyen muy cercanos, al igual que las respiraciones y hasta un grito del maestro en el podio. El hecho de que Filadelfia sobreviva a una toma sonora tan expuesta confirma que probablemente se trate de la mejor orquesta de Estados Unidos.

La historia del registro radial la conocimos en este mismo foro, en el hilo de intercambios, donde se escribieron los siguientes comentarios:

13.III.2010. Todtenfeier: Estamos ante una cruda y ácida versión de la Novena que tras una primera acelerada escucha la considero extraordinaria.

14.III.2010. meaned: con gruñidos Giulinianos en varios instantes (especialmente alrededor de los 3 minutos del IV, en I) y al final, un !ladrido de perrito?! Me ha encantado esta grabacion.

El dotante [del registro] en este caso es Ray, un colega de la comunidad musical desde Febrero 2008, y por lo general tiene registros de todo tipo grabados de la radio por el mismo en casa. Casi siempre los tiene con anuncios intactos, por sea caso el papeleo correspondiente a la grabacion se le podria haber perdido con los años.
En este Mahler 9 el año lo tuvo que hallar otro miembro de la banda de locos-por-radiotransmisiones, ya que no se menciona por el locutor, por lo tanto Ray penso inicialmente que lo habia grabado en 1974 (y tal quedo recrito en el nobre del archivo.) Otro camarada, Alan logro encontrar la info en los archivos de la New York Times, resultando ser, en fin, producto de uno de las dos noches en las cuales esa pieza se presento al publico NewYorquino.

15.III.2010. Gustavo: Magnífica versión de la Novena! Llena de una gran emoción, sin ser empalagosa. Muchas gracias, Meaned! A mí, particularmente me han gustado especialmente el primer y cuarto movimientos: sensibilidad al máximo!


Para mejorar un poco la sensación de sequedad del registro, le di un poco de reverberancia. El primer tiempo es del más oscuro lirismo que se pueda oír. El pulso lento, los acentos lacerantes, el impulso tremendo y titánico. Pocas veces tanta lentitud ha sido servida con tanto nervio y hasta delirio. La toma sonora permite captar muy bien la densidad de la cuerda y esa maravillosa sensación que logra Giulini con los cellos y bajos (da la impresión que se los sacudiera de la ropa… ese es el desparpajo con el que arremete sobre ellos). La sensación de una música que vive y respira es sensacional. Sin duda, uno de los grandes momentos mahlerianos en cualquier discogtrafía, pese al clamoroso patinazo del corno inglés en el inicio.

El segundo movimiento presenta suficiente garra y virtuosismo de todas las familias. El enfoque es tremendo, pero quizá Giulini tiene lecturas más vivas del mismo. Algo similar ocurre con el Rondó-Burleske. Algo más de impulso no habría estado mal, aunque su análisis es de primer nivel y el resultado sonoro siempre es asombroso.

En el final, Giulini recupera los fueros del primer movimiento y se adueña de un discurso sentidísimo, pero nada sentimental. El fraseo cálido y profundo, que jamás decae, ni siquiera en las lagunas de calma -que jamás se parecieron más al final de la Tercera-. Tremendo el clímax y la resolución cincelada con gran elocuencia, aunque esta música ha cesado con mayor novedad en otras manos.

No lo duden: una gran Novena. Si se llega a editar con sonido mejorado, quizá una de las más grandes novenas. Esperemos a revisar las otras tres.


Última edición por El Reyes el 30/11/2012, 03:24, editado 1 vez

El Reyes

Cantidad de envíos : 912
Edad : 49
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  El Reyes el 21/11/2012, 03:52


Sinfonía 9.
Orquesta Sinfónica de la Radio Sueca. Registro en vivo. 1973: 30:35 / 16:34 (con un ligero salto en la emisión radial) / 13:48 / 22:44. A la fecha original de este posteo, el registro no había sido publicado, pero posteriormente ha tenido su primera salida en CD (Sverigesradio). Para este comentario se usó el registro subido hace un tiempo en este foro y que corresponde a la transmisión radial original (para detalles ver: http://sverigesradio.se/sida/artikel.aspx?programid=2482&artikel=2665257 )



Este registro sueco pasó sin pena ni gloria por este foro: solamente dos posteos.
http://gustav-mahler.foroactivo.com.es/t3p200-intercambios

Me temo que no ha llamado la atención atendiendo a la orquesta. Pero acá sucede lo mismo que el Mahler de Scherchen con Toronto: Olvidamos que ciertas orquestas consideradas de segunda categoría han contado con titulares de primerísimo orden. La Radio de Suecia ha tenido nada menos que a:

Daniel Harding, (2006-)
Manfred Honeck (2000–2006)
Evgeny Svetlanov (1997–1999)
Esa-Pekka Salonen (1984–1995)
Herbert Blomstedt (1977–1982)
Sergiu Celibidache (1965–1971)

Este concierto es al poco tiempo de que Celibidache la dejara, de modo que la agrupación tiene más que oficio.

El registro merece mayor difusión y justamente se acaba de editar. Ya en su ´difusión online, esta lectura se muestra espléndidamente grabada. La toma es más equilibrada que la de Filadelfia, con mejor dinámica. En lo musical, la lectura es sensacional, menos idiosincrática que la de Filadelfia, pero a cambio se muestra más compenetrada en los movimientos centrales. Además cuenta con solistas magníficos (oigan el fagot o arpas)

El Andante comodo, fluye con toda naturalidad y pierde esa angustiosa y lograda lentitud del registro del 72. Acá se trata del lado más poético de Mahler. La cuerda no se retuerce como la de Filadelfia, pero a cambio ofrece un sonido más apolíneo y distante. Simplemente superior el segundo movimiento, mucho más picante que el de Filadelfia, casi hasta con auténtico sentido del humor y transiciones más fluidas. La orquesta está sensacional en el rondó-burleske, en el que Giulini desata su controlada furia en una coda infartante. Nuevamente, una lectura más lograda que la de Filadelfia. En el finale, Giulini lanza las frases con una naturalidad emocionante. El discurso es menos intenso que el de Filadelfia, pero quizá la arquitectura acá es más elocuente.

En resumen, otra gran novena de Giulini. Me temo que esta lectura sueca es –en términos generales- mejor que la de Filadelfia, aunque el primer movimiento con la orquesta americana permanece como un hito del lado más oscuro de Mahler. El crimen que significaba no contar con un registro oficial de este concierto acaba de ser evitado.


Última edición por El Reyes el 30/11/2012, 00:49, editado 2 veces

El Reyes

Cantidad de envíos : 912
Edad : 49
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  Robertino Bergamasco el 23/11/2012, 18:39

Un crimen que no exista registro oficial de este concierto.

El Reyes, parece que tus amenazas han hecho efecto. El sello Weitblick especializado en grabaciones en vivo reciente se ha animado:

http://www.hmv.co.jp/en/artist_Mahler-Gustav-1860-1911_000000000019272/item_Sym-9-Giulini-Swedish-Rso-1973_5258099

Robertino Bergamasco

Cantidad de envíos : 4428
Fecha de inscripción : 14/07/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  El Reyes el 23/11/2012, 20:16

Gran noticia, Robertino, aunque el registro con Sinfónica de Viena es el que merece una edición decente de modo realmente urgente... simplemente apabullante Novena. La edición en Sardana es inubicable. La otra que existe es pirata-privada para venta vía web y no me atrevo a comprarla, ya que es probable que suene como la que yo me hice desde youtube, que -se supone- está tomada desde la edición Sardana.

Robertino, como admirador de Giulini, ¿conoces alguna de las ediciones en CD de la novena vienesa? De ser así, ¿cómo suena?

Por el momento, comentaré esa novena desde el disco que me armé desde el youtube.

El Reyes

Cantidad de envíos : 912
Edad : 49
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  Robertino Bergamasco el 23/11/2012, 20:50

Robertino, como admirador de Giulini, ¿conoces alguna de las ediciones en CD de la novena vienesa? De ser así, ¿cómo suena?

No, en cd no conozco ninguna edición de esa Novena, lo único que tenía eran unos archivos que me había descargado de la época del Opershare, los estoy buscando pero no los encuentro por este ordenador; si doy con ellos los pongo por aquí... aunque igual es lo mismo que hay el en Youtube.
No dejó un gran recuerdo esa Novena en mis oídos...

Robertino Bergamasco

Cantidad de envíos : 4428
Fecha de inscripción : 14/07/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  El Reyes el 23/11/2012, 23:17

Robertino Bergamasco escribió:No dejó un gran recuerdo esa Novena en mis oídos...

Robertino, no me extraña. El sonido es inestable. Yo tuve que editarlo, pero oída varias veces y comparada con las otras tres de Giulini se comienza a revelar una lectura de gran intensidad. Quizá la mejor de las novenas que se le conocen a Giulini... pero ya comento con detalle.


El Reyes

Cantidad de envíos : 912
Edad : 49
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  Kalikatre el 24/11/2012, 00:30

Creo que el Mahler de Giulini está envejeciendo mal.

Todo lo contrario de batutas como Horenstein o Faberman, frescas
como el primer día.

Acabo de escuchar la 1ª (no la conocía) y no me ha gustado, "almibar" en las cuerdas
y poca pegada, blanda en resumen.

Kalikatre

Cantidad de envíos : 210
Fecha de inscripción : 13/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  El Reyes el 24/11/2012, 03:51





Sinfonía 9.
Orquesta Sinfónica Viena. Registro en vivo. 26 de mayo de 1975: 30:42 / 17:11 / 14:06 / 23:49. Para este comentario se usó el registro publicado en youtube (supuestamente el registro Sardana), el cual fue editado para equilibrar la toma. Ha sido editado en CD por Parnassus Records y Sardana. Se encuentra actualmente descontinuado.


Es una lástima que esta magnífica lectura se encuentre tan mal servida en sus ediciones piratas (ya que no tiene oficiales). En youtube se colgó el audio tomada desde los Cds del sello Sardana. Lamentablemente, el audio se muestra desequilibrado, incluso con problemas de velocidad en la cinta en el inicio. A su favor, presenta buen estéreo y decente rango dinámico. Pese a todo, el registro es bastante atmosférico y solamente se puede echar en menos mayor detalle, ya que por ambiente no se queda.

En lo musical, si se observan los tiempos, salvo el finale, son bastante similares al del registro con la Radio Sueca. Sin embargo, la intención es distinta. Estamos ante un registro de gran intensidad. No nos dejemos sorprender por el patinazo del corno en los primeros compases… ya oiremos lo que son capaces de hacer en el rondó-burleske. La Sinfónica de Viena toca con un arrojo que se echa en menos en la edición oficial con Chicago. No son pocos los momentos en donde podemos llegar a pensar en el adjetivo “furtwangleriano”. En efecto, Giulini imprime una ductilidad de tiempo ausente con Filadelfia y Chicago y solamente sugerida con la Radio Sueca. En ninguno de sus registros produce el efecto bombástico en los timbales del primer tiempo ni las aceleraciones frenéticas en la cuerda soberbia de la orquesta vienesa. Hasta donde recuerdo, la orquesta no le sonaba así ni a Scherchen ni a Horenstein en sus sendas lecturas con la misma orquesta. Maravillosa la coda del primer movimiento. Son los grandes momentos de Giulini, uno de los pocos directores que cuando está inspirado, puede producir un gran momento en algo tan desprovisto de efecto.

El segundo tiempo no supera el humorismo magnífico que logró imprimirle con la Radio Sueca, pero a cambio, Giulini se despacha un rondó-burleske de antología, con la orquesta casi fuera de sí, con los cornos haciendo cosas imposibles y la cuerda frenética y ordenada al mismo tiempo. En el finale, Giulini firma quizá su mejor intento, junto con el de la lectura oficial de Chicago. La cuerda está plena, el fraseo es muy natural y al mismo tiempo muy emotivo, con las dinámicas perfectas. Belleza y emoción aseguradas. Nuevamente, Giulini nos sorprende con una sobrecogedora coda, plena de sentido y nada rutinaria, muy por sobre las de Filadelfia y Radio Sueca.

En fin, con sus defectos y virtudes, probablemente la mejor entre las magníficas Novenas de Giulini. Una lástima que sea -por lejos- la peor grabada, aunque así como suena ya es suficiente para un mahleriano. Si se edita con mejor sonido, podría ser una revelación.


Última edición por El Reyes el 31/12/2012, 01:18, editado 2 veces

El Reyes

Cantidad de envíos : 912
Edad : 49
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  El Reyes el 30/11/2012, 03:14

Sinfonía 9.
Orquesta Sinfónica de Chicago. Registro de estudio. Abril de 1976: 31:52 / 17:12 / 13:57 / 25:28. Para este comentario se usaron tres ediciones en CD y la edición en Lp, todas en el sello DG.


Tengo a la vista Los maravillosos Lps de este registro y en la carátula se observan los premios del mismo:
- Grand Prix des disccophiles.
- Prix mondial du disque de Montreux.
- International record critics award.
- Grammy.
- Gran Prix du disque.
- Premio del disco alemán.

No conozco un registro mahleriano más reconocido por la crítica. Digamos que es el segundo premio oficial de un disco mahleriano de Giulini. Ya había obtenido el Grammy con la Titán (con la misma orquesta). Ahora que recuerdo, mis Lps corresponden a una importación para conocer esta maravilla de la que hablaban a fines de los 70 los aficionados de mi país (la época en que la gente oía discos como si se tratara de un ritual iniciático). Ha pasado el tiempo y los premios se siguen justificando. Y esto lo señalo no porque crea que sea la mejor Novena (sin ir más lejos creo que sus otras tres en vivo son superiores a ésta), pero sí se puede afirmar que es un registro estupendo y que como producto para audiófilos es imprescindible.

El sonido difiere en sus ediciones. Los Lps suenan de modo soberbio, salvo por ese temblor en las cuerdas del finale que lamentablemente pasó a las primeras ediciones en CD (recuerdo haber devuelto la edición Galleria, pero todas venían igual). Después se corrigió ese pequeño defecto. No obstante, en Lp la sensación de vitalidad es mayor, los timbales suenan con un realismo perturbador y, en general, los Lps hacen que el registro respire mucho mejor. La última edición en CD (en la caja destinada a Giulini con Chicago) es muy buena y suena muy fresca.

En lo musical, Giulini usa un tiempo casi calcado al de Filadelfia en el primer movimiento, pero no posee ni su oscuridad ni su cuota de amargura. Acá existe drama, pero la lectura se inclina por un innegable vuelo poético. Por otra parte, la grabación atiende los detalles con fidelidad asombrosa, destacando las seciones de la cuerda media. La lectura es apabullantemente perfecta. Esta perfección se mantiene en los movimientos centrales, pero acá estamos lejos de la vitalidad lograda con la Radio de Suecia y con Sinfónica de Viena. A cambio, la belleza con que son captados todos los detalles del segundo movimiento (las maderas están soberbias) es un espectáculo por sí mismo. Lo más flojo el rondó-burleske, que no logra meter la dosis necesaria de locura. En el finale, Giulini apuesta por su discurso más extremado y pese al tiempo lento y cierta distancia, logra dotar de calor a la masa de cuerdas. En Lp, el efecto del clímax es más revelador. La coda, es resuelta -cómo no- de modo magnífico por Giulini.

En resumen, quizá no la mejor Novena de Giulini, artista que como Claudio Arrau (con quien tenía tanta afinidad), lograba en vivo un arrojo que en estudio le era más esquivo. Pero, como sucedía con Arrau también, sus ediciones en estudio son ejemplos de perfección, de equilibrio y de arte servido por la mejor tecnología de grabación. Un disco maravilloso. Uno de los discos mahlerianos imprescindibles.

Curiosamente las críticas de este registro son muy coincidentes.

Dominy Clements (MusicWeb)

Giulini’s Chicago recording of Mahler’s Symphony No.9 has long been highly regarded and, with plaudits including a Grammy award is of justly classic status. Giulini takes broad tempi in general with this symphony and this is apparent from the outset, building a tremendously powerful structure over nearly 32 minutes in a first movement which normally comes in well under 30. As with the Mussorgsky, the impressiveness is not so much in orchestral spectacle, but rather in a kind of psychology which works its way into the imagination – both as an immediately involving and fascinating theatre of the infinite and the unique, as well as over that lengthy span of time which involves cumulative emotion and memory. There are possibly some balance issues with the recording, which favours winds and brass over strings, but all sections of the orchestra make enough impact to prevent this being a real issue for the work in its entirety. Climaxes are overwhelming, and the sense of emotional depth is potent throughout the work, even in places where you’d expect it least such as the second movement ländler, which is by no means a light skip through sunlit fields. The impact of the emotional heart of the third movement has been struck with more passion elsewhere, and I would agree with some commentator’s opinions that the final Adagio is richer in Italianate lyricism than deeply explored emotion dug from the depths of the soul. This doesn’t mean this is not a marvellously expressed and moving statement, but other conductors such as Bernstein and Karajan wring more from the score earlier on. One of my favourites of the more vintage generation of recordings of this work is that from 1964 with Sir John Barbirolli and the Berlin Philharmonic on EMI, and in this one hears where even just a little greater freedom with tempi, just those moments of heightened anticipation can bring yet more stunning results. Giulini’s ‘long view’ means that the arrival at the climax and final apotheosis of this movement is where it’s ‘at’ however, so again this is still a Mahler 9th Symphony I would not want to be without, and the rewards by far outweigh any subtle nuances preferred in other recordings.

Tonny Duggan (MusicWeb)
Carlo Maria Giulini is a musician of the highest integrity who only lavishes attention on works about which he feels he has something to say. Some composers he never touches, others only lightly and Mahler is among the latter. He has conducted and recorded only the First and Ninth Symphonies and Das Lied Von Der Erde, as if only the beginning and end of Mahler's output speaks to him. This Ninth was recorded with the Chicago Symphony Orchestra in 1976 when Giulini was enjoying a joint conducting regime with Solti and has always had the reputation of being a very particular recording of the work. Perhaps because it was the product of such discriminating preference and so has always had about it the air of someone giving us a distinctive view of a much-loved work. Reacquainting myself with it in this new mastering confirms this is not a Mahler Ninth for those who see it as mirror for great psychological drama and tension. Giulini's agenda is refreshingly different, though no less valid, so there is a place in a very crowded market for it.

The opening of the first movement has distinguished playing from the violas with a grieving quality about them. In his notes David Gutman draws attention to the fact that a Giulini hallmark is attention to the middle registers of the orchestra, maybe the result of having played the viola himself. As the first climax builds it soon becomes obvious this recording is notable for balance and detail for there are aspects to the musical canvas Giulini brings out which others do not. Woodwind parts are a prime example and I noticed the bassoon more than I usually do. Giulini's overall approach in this movement approximates towards Walter's second recording in being long-breathed, steady and eschewing great contrasts. Note, however, in the soft passage at the start of the development the way he delineates the, bitter muted brass chords against the high strings and harp. Then in the crucial passage at 148-210 the climax that results in collapse is remarkable for a laying bare of the texture making a very astringent presentation of Mahler's late style assisted by superb playing and engineering. The passage that follows this is marked "passionate" and the way Giulini interprets it is perhaps a good "freeze-frame" of his general approach. The "passion" is subsumed into the general structure, held at one remove, but makes its effect by the careful balancing of the string parts and an orchestra that is on top of the music.

The second movement sees Giulini less trenchant than some colleagues in the opening Landler but as the lower strings enter a welcome dose of earthiness does colour proceedings up to a point. Giulini then makes us very aware of the change from the Landler that is Tempo I to the Waltz that is Tempo II as, more than most, he presents a very heavy-footed waltz indeed. The effect is impressive, as also is the orchestra's delivery of it.

Not for Giulini the "smash and grab" Rondo Burleske third movement others (Walter in 1938 or Bernstein at any time) indulge in. What we get here is a considered, deliberate movement with once more superb marking of details sometimes missed, notably in the lower strings. However, I do feel this movement needs more "kick and scream" to make its effect so this is the one movement where I feel Giulini's approach robs us of something important. I also think his way with the sublime "Trio" central section that anticipates the last movement is diminished by his greater astringency. It's very interesting done like this - greys and browns instead of golds and blues - but, like the rest of the movement, just not appropriate.

The final movement emerges as a noble and seamless orchestral song that, like so much else in this performance, eschews the overt emotionalism found under other batons and goes instead for refinement, balance and directness of utterance. In those passages where Mahler's late style pares the music down to almost nothing Giulini's ear for detail pays the greatest dividends of all. In the rest, where the music is full throated and eloquent, I discovered stoicism that is ultimately moving in that it presents great dignity in the face of deep regret. All in all, this is a distinctive and remarkable view of this work that I recommend in spite of reservations as credits more than outweigh debits. The recording has come up beautifully in this new transfer. A rich and varied sound palette that allows the superb Chicago Symphony, sounding somewhat more mellow than we are used to from this period, to shine through. In previous issues the more "bat-eared" of collectors have noticed a tiny fault in the sound during some passages. The general consensus seems to be that this has been rectified.

The Mahler Ninth will be the main reason for purchasing this set but the coupling of Giulini's 1978 Chicago recording of Schubert's Unfinished is generous. This is "big-band" Schubert with the breadth and scope of a Bruckner conductor behind it. Giulini communicates an elegiac, world-weary quality in the first movement with some wonderful wind playing. Then, in the second movement the vast, burnished, Elysian calm that seems to envelop the whole work is deeply affecting. This is certainly one of the finest accounts of this work you are likely to find played in the old style.

David Hurwitz (Classics Today)
DG’s remastering of this marvelous Mahler Ninth eliminates some odd extraneous noise that marred what was otherwise a very fine recording, technically speaking. The performance itself has tremendous warmth and style, and whatever one’s slight reservations, it remains a major statement by a great artist, delivered in a language of uncompromising emotional sincerity. True, the second movement lacks sufficient contrast (the waltz sections really do hang fire), and the Rondo-Burleske could stand a bit more nastiness, but the first movement encompasses a vast emotional range, from its almost too sweet opening to a climax of really shattering violence. In the finale, too, Giulini lets the music sing with an Italianate lyricism that leaves a final impression, not so much of sadness, but of gentle regret amidst fulfillment.

Schubert’s “Unfinished” makes an unusually apt coupling: the emotional curve of its two movements makes it almost a mini-Mahler Ninth without the two scherzos. Giulini’s grave, dignified performance sounds gorgeous in this transfer. [10/27/2000]

El registro desde youtube



Última edición por El Reyes el 30/11/2012, 21:17, editado 1 vez

El Reyes

Cantidad de envíos : 912
Edad : 49
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  gustavo el 30/11/2012, 18:12

Sí, esta Novena de Giulini es una de las grandes, de hecho fue la primera grabación que escuché hace ya unas décadas.

gustavo

Cantidad de envíos : 3145
Fecha de inscripción : 10/11/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  El Reyes el 4/12/2012, 03:11






INÉDITO
Das Lied von der Erde
Tatiana Troyanos, contralto / Peter Hofmann, tenor / Orquesta Filarmónica de Los Angeles. Registro en vivo. 9 de noviembre de 1980: 8:22 / 9:28 / 3:25 / 7:03 / 4:26 / 27:45 (con aplausos). Para este comentario se utilizó el audio de la tramsisión radial, todavía localizable para su bajada gratuita en la WEB. Existen ediciones en CD, derivadas del mismo audio en sellos de circulación restringida.


Giulini dirigió en vivo 26 veces Das Lied von der Erde. De esas 26 veces, se conocen tres registros (Los Angeles, Berlin, Viena), dos de ellos comercializados oficialmente (Berlín, Viena) y otro -éste- inédito. Además, tiene un registro en estudio (Berlín). Las parejas de cantantes son de lo mejor de finales del siglo XX:
- Florence Quivar y Jon Vickers.
- Jard Van Nes y Keith Lewis.
- Tatiana Troyanos y Peter Hofmann. (registrado acá)
- Brigitte Fassbänder y Francisco Araiza. (tres registros)
- Brigitte Fassbaender y, Keith Lewis.

Es posible, por lo tanto, que aparezca algún nuevo Das Lied con Giulini.

Este registro adelanta, en cierto modo, la impronta que mantendrá en los otros tres: discurso directo, prevalencia del fraseo cálido por sobre un discurso más incisivo o ácido. Mayor atención al conjunto que al detalle microscópico, aunque existen buenos ejemplos del buen hacer en éstos del maestro italiano. Un acercamiento más próximo a un enfoque abiertamente romántico –en la línea tradicional de un Bruno Walter- que a uno impresionista o expresionista. El resultado es estupendo, aunque menos meditado y más impulsivo que los otros tres registros que - a la larga- logran encontrar una voz más personal en Giulini. Por otra parte y pese a sus méritos, como concepto de la obra habría que ir al enfoque "zen" de Horenstein (en qué estuvo Celibidache que no dirigió una obra que estaba hecha para él y sus maneras) o a la hiperexpresividad de Bernstein o al detallismo de Kletzki, para encontrar un discurso más idiosincrático, más alucinado, más arriesgado.

Dentro de la línea clásica de esta obra –probablemente la menos discutida y más universal de Mahler-, Giulini destaca en este registro por su impecable construcción y su equilibrio superior. En esto, la Filarmónica de Los Angeles está excelente: precisa, atenta y con una ductilidad extraña para una obra que no es muy habitual en su repertorio. Eso es mérito, sin duda, de su director titular de entonces.

El registro se oye de modo decente, pero si se sacara una edición oficial, claramente mejoraría. Presenta buen estéreo, es equilibrado y los solistas se oyen de modo muy natural. En lo vocal Peter Hofmann está muy valiente. Aprieta bastante en la zona alta como casi todos los tenores, pero tiene arrojo en la canción báquica. Su lirismo salva la prueba en los lieder más delicados. No descubriremos nada si decimos que la voz de la Troyanos es ideal para la obra, pero acá se muestra quizá demasiado distante. Ella es casi perfecta y mientras Giulini frasea con mucho afecto en La Despedida, ella está contenida o más bien tímida, cuando podría haberse atrevido a más… Si hubiese tenido solamente un poco más del arrojo de su Octavian de ese emocionante Caballero de la Rosa conducido por Böhm… en fin, lo que quiero decir es que su voz se oye muy cómoda en la obra, pero no su afecto.

En resumen, los registros oficiales de Giulini, con un enfoque similar, aunque más concentrado y metido en la obra, superarán éste de Los Angeles. No obstante, una música tan maravillosa siempre depara sorpresas. Recomendable para seguidores de Giulini y de la partitura.


Última edición por El Reyes el 31/12/2012, 01:36, editado 4 veces

El Reyes

Cantidad de envíos : 912
Edad : 49
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Giulini dirige Mahler

Mensaje  Contenido patrocinado Hoy a las 10:47


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.