Pierre Boulez - varias orquestas (1994-2010) DGG

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pierre Boulez - varias orquestas (1994-2010) DGG

Mensaje  Ritter el 1/11/2014, 15:28

Preparando el terreno...

SinfoníaOrquestaSolistas / CoroFechaInterpretaciónSonido
1Chicago1998.V
2WPOChristine Shäfer, Michelle DeYoung / Singverein der Gesellschaft der Musikfreunde2005.VI.28-29
3WPOAnne-Sofie von Otter / Konzertvereinigung Wiener Staatsopernchor, Wiener Sängerknaben2001.II.25
4ClevelandJuliane Banse1998.IV
5WPO1996.III.25-26
6WPO1994.V
7Cleveland1994.XI
8Staatskapelle BerlinRobinson, Wall, Queiroz, De Young, Schroder, Botha, Muller-Brachmann, Holl, / Chor der Deutschen Staatsoper Berlin, Rundfunkchor Berlin, Aurelius Sängerknaben Calw2007.IV
9Chicago1995.XII
10 (Adagio)Cleveland2010.II.11-13
DLVDEWPOVioleta Urmana, Michael Schade1999.X
Complementos

Obra
Orquesta
Solistas / Coro
Fecha
Interpretación
Sonido
TotenfeierChicago
1996.XII

LEFG
WPOThomas Quasthoff
2003.VI

RLWPOVioleta Urmana2003.VI

KLWPOAnne Sophie von otter2003.VI

DKWClevelandMagdalena Kozena, Christian Gerhaher2010.II

DKLWPORoschmann, Larsson, Hoffman, Botha / Konzertvereinigung Wiener Staatsopernchor,
2011.VII

Ritter

Cantidad de envíos : 2290
Localización : Madrid
Fecha de inscripción : 08/08/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pierre Boulez - varias orquestas (1994-2010) DGG

Mensaje  El Reyes el 1/11/2014, 18:16

Excelente Ritter,

esperamos leer pronto las valoraciones de este ciclo a cargo del más grande director y compositor de la historia.

El Reyes

Cantidad de envíos : 912
Edad : 49
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Pierre Boulez - varias orquestas (1994-2010) DGG

Mensaje  Ritter el 13/11/2014, 23:30


"Me acuerdo aún hoy que cuando hubo un festival del siglo XX en París, serían los años 50, escuché con Bruno Walter (si recuerdo bien), Das Lied von der Erde, y no podía soportar ese 'do-re-do-si-do', 'ta-ta-ta-ta-taaa'....'lo ha repetido dos veces, ¡no irá a repetirlo tres!', y fue una reacción tan espontánea, tan tonta en fin, tan idiota. Hizo falta que entrase en esta música, y aquí he de decir que fue el hecho de vivir en Alemania, de oír conciertos en Alemania lo que cambió mi punto de vista. Fue Rosbaud (que no era menos influyente que Strobel en Baden-Baden) el que me hizo escuchar la Novena de Mahler y entonces me dije, "sí, ahí hay algo". Y descubrí a Mahler por mediación sobre todo de Berg, también por Webern, menos por Schoenberg, curiosamente. Para mí fue un descubrimiento gradual; tras descubrir a Mahler, quise hacer más, porque lo conocía mejor, y lo podía interpretar mejor”.
Pierre Boulez en conversación con Robert Pincikoswki y Claude Samuel, en el marco de la Bienal de Venecia (5 de octubre 2012). Vídeo completo aquí: https://www.youtube.com/watch?v=oPXVntT7SgA

Pierre Boulez ha repetido en numerosas ocasiones que su acercamiento a Mahler fue desde una perspectiva cronológicamente inversa; cuando ya conocía en profundidad el repertorio de la Segunda Escuela de Viena, fue que empezó a dirigir la obra del compositor bohemio. En el ciclo de entrevistas a directores de orquesta que realizó Universal Edition ( http://mahler.universaledition.com/pierre-boulez-on-mahler/ ), el compositor-director francés informó que la primera obra que dirigió de Mahler fue la Quinta (a mediados de los años 60, presumiblemente con la Sinfónica de la BBC).

Antes de abordar las grabaciones mahlerianas de Boulez, y el ciclo en DG en particular, conviene conocer cuál ha sido la trayectoria del director con las obras de Mahler. Si bien es prácticamente imposible por el momento recopilar una cronología completa de conciertos, los datos que nos facilitan las bases de datos de la Filarmónica de Nueva York ( http://nyphil.org/history/performance-history ), por una parte, y de los BBC Proms ( http://www.bbc.co.uk/proms/archive/search/performers/3bce590b-479f-42ca-b9e0-82883e0db9a2/1 ), por otra, permiten hacerse una idea de cómo fue abordando Boulez le repertorio mahleriano (pues en ambos archivos—en el caso de los Proms, de forma incompleta, al aparecer sólo los conciertos de este festival—se puede leer qué conciertos dirigió con las dos orquestas cuya titularidad ostentó en los años 70 del siglo pasado).

Así, tenemos que con la Sinfónica de la BBC, Boulez dirige Mahler en 1968, la Quinta (que repetirá en 1970). En 1971 aborda la Novena, en el 72 la Sexta, en el 73 la Cuarta y la Tercera. En 1974, dirige la Segunda y en el 75 ofrece una Octava en la “First Night of the Proms”. Habiendo ya abandonado la titularidad de la orquesta, en el año 76 dirige la versión original de Das klagende Lied, en el 77 la Séptima y en el 78 Das Lied von der Erde. Muchos años después, en 1988, ofrece el adagio de la Décima, movimiento que también ofrece en los Proms del 2000 con la Gustav Mahler Jugendorchester.

En Nueva York, el primer Mahler de Boulez es un movimiento suelto, el adagietto de la Quinta, en marzo de 1969 (junto con obras de Haydn, Ravel, Schoenberg e Ives). En mayo de 1971 (unos meses antes de asumir la tituralidad), tenemos los Lieder eines fahrenden Gesellen con Yvonne Minton. En el otoño del  71, encontramos el adagio de la Décima (obra que dirigirá también en 1972 y en 1975—también en gira europea con la orquesta). En septiembre de 1972, tenemos la Sexta. En febrero de 1973 le toca el turno a los Rückert-Lieder, en 1974 a la Octava y a la Cuarta, en el 75 a la Novena (también con gira europea, incluidos los Proms) y, finalmente, en 1976, a la Tercera.

Otra orquesta con la que Boulez ha tenido una vinculación estrecha, la Sinfónica de Londres, también permite (en la página “no oficial” http://concertannals.blogspot.com.es/2009/05/london-symphony-orchestra-1954-1984.html y http://concertannals.blogspot.com.es/2009/05/london-symphony-orchestra-1984-2008.html) apreciar los acercamientos mahlerianos “tempranos” de Boulez. Así, en 1969 ya tenemos un programa “todo Mahler” (adagio de la Décima, los Lieder eines fahrenden Gesellen y Das klagende Lied) y en 1970 el Waldmärchen. Hemos de avanzar a 1985 para ver a Boulez dirigir Mahler de nuevo con esta orquesta (Das Lied von der Erde), al 2002 (Quinta) y al 2004 (Séptima—incluida presentación en el Auditorio Nacional de Madrid).

No existen bases de datos fácilmente accesibles de los conciertos de las otras orquestas con las que Boulez ha hecho Mahler, entre las que están la Filarmónica de Viena, la Sinfónica de Chicago, la Orquesta de Cleveland, el Concertgebouw de Amsterdam, la Filarmónica de Los Ángeles y la Staatskapelle de Berlín (incluyendo en el caso de esta última una integral sinfónica de Mahler, repartiéndose las obras Daniel Barenboim y Pierre Boulez en Berlín en 2008, y que luego viajaría a Nueva York).

De la extensa obra escrita de Boulez, hay algunos trabajos “de ocasión” dedicados a Mahler; en el tomo Regards sur autrui, encontramos La Biographie, pourquoi? (1979, prólogo a la primera entrega francesa de la biografía mahleriana de La Grange), Mahler actuel (originalmente publicado en alemán en 1976, y que luego  sirvió de prefacio a la traducción francesa del libro de Bruno Walter sobre Mahler) y las notas para el disco de Das klagende Lied. En otros volúmenes boulezianos se hacen constantes referencias a Mahler, como por ejemplo en Leçons de musique y en el libro de conversaciones con Cécile Gilly, La Escritura del gesto.




Llegamos entonces al disco. La primera grabación mahleriana de Boulez (en su sello discográfico de entonces, Columbia—ahora Sony) tiene importancia histórica, al ofrecer el francés en 1970 en primicia discográfica--con la Sinfónica de Londres--Waldmärchen. Se trataba de una versión “híbrida” de Das klagende Lied, que completaba este movimiento hasta entonces inédito en disco con el resto de la obra en su versión definitiva. El álbum de dos LPs incluía también el adagio de la Décima (grabación que sólo ahora, en 2014, ha sido editada a nivel internacional en CD). Hasta 1979 no se publica otra grabación mahleriana de Boulez, los Rückert-Lieder con Yvonne Minton y, una vez más, la London Smphony Orchestra (el disco se complementaba con los Wesendock-Lieder de Wagner). Curiosamente, se rumorea que en los años 70 también hubo una grabación de los Lieder eines fahrenden Gesellen con el barítono Barry McDaniel que nunca vio la luz, y Joan Peyesr en su libro To Boulez and beyond cuenta que en 1974 el director pidió a Columbia grabar más Mahler, pero que el sello se negó a ello.

Y llegamos así al ciclo que nos ocupa en Deutsche Grammophon. En 1992, Pierre Boulez firmó un contrato exclusivo con el sello amarillo, y empezó a grabar de nuevo el repertorio con el que más se la asocia (Debussy, Bartók, Stravinsky, Messiaen, etc.). Y en 1995 aparece una Sexta con la Filarmónica de Viena (que fue la primera grabación de Boulez con esa orquesta, si no se considera un vídeo desde Salzburgo—VHS, también en DG—hoy inencontrable); el CD causó una pequeña sensación por lo inesperado de la publicación y por los resultados obtenidos, y obtuvo el Grand Prix du Disque. Pocos pensaron entonces que esto era el inicio de un ciclo completo (con cuatro orquestas distintas), que se completaría 18 años después, en 2011, con Das klagende Lied.




Última edición por Ritter el 4/9/2015, 11:51, editado 9 veces

Ritter

Cantidad de envíos : 2290
Localización : Madrid
Fecha de inscripción : 08/08/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pierre Boulez - varias orquestas (1994-2010) DGG

Mensaje  Robertino Bergamasco el 14/11/2014, 10:22

¡¡Vaya introducción!! Shocked Shocked  

Ritter escribió:Y en 1995 aparece una Sexta con la Filarmónica de Viena (que fue la primera grabación de Boulez con esa orquesta, si no se considera un vídeo desde Salzburgo—VHS también en DG—hoy inencotrable);

BERGAMASCO Records lo tiene editado en DVD, por si le interesa Por cierto, el 92 en Salzburgo debió ser el año Boulez, se conserva otro documento pero esta vez con el Ensmble del IRCAM haciendo Dialogue de l'ombre doublé y Repons.

En esta web de grabaciones de la OFV se pueden ver algunos Mahler de Boulez también, aunque la mayoría son coincidentes con las grabaciones:

http://www2.tokai.or.jp/s.fuji/composer/Mahler.html

Robertino Bergamasco

Cantidad de envíos : 4428
Fecha de inscripción : 14/07/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Pierre Boulez - varias orquestas (1994-2010) DGG

Mensaje  Psanquin el 14/11/2014, 10:29

¡¡Fantástico trabajo Ritter!! No lo había visto Embarassed Embarassed Embarassed

Fantástica labor de recopilación de valiosísima información

Psanquin
administrador

Cantidad de envíos : 8247
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Pierre Boulez - varias orquestas (1994-2010) DGG

Mensaje  El Reyes el 14/11/2014, 17:35



Excelente, Ritter

... Notable revisión sobre el Mahler de Boulez y su proceso de conversión. En realidad, si uno le entra a Mahler con dogmas puede llegar a decir cosas como las del joven Boulez.

El Reyes

Cantidad de envíos : 912
Edad : 49
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Pierre Boulez - varias orquestas (1994-2010) DGG

Mensaje  Ritter el 15/11/2014, 22:18

El Mahler de Boulez: ¿Qué han dicho otros?

Phillip Scott en Fanfare es muy positivo:

Boulez recorded his integral set of Mahler (containing everything but one of the various completions of the unfinished 10th Symphony) between 1994 and 2011, although the bulk of the sessions took place from the late 1990s to mid-2000s. If there was one thing to learn from his approach, it was that there is more than one way to conduct this music. Boulez avowedly discovered Mahler by working backwards from Berg and Schoenberg, and it shows in the calculated clarity of his performances. This Mahler is incontrovertibly of the 20th century, an early Modernist to rank with Debussy and Stravinsky. Among conductors this makes Boulez the antithesis of Leonard Bernstein, who chartered a blatantly emotional course, convincing himself that he and the composer were one spirit. Mahler is enough of a colossus to withstand both extremes. Critics and music-lovers who initially found Boulez cool because he shunned Bernstein’s interpretative stance soon came to realize that the Frenchman was as fully committed in his own way, that is, on an intellectual and analytical level. These performances are superbly balanced and almost always well paced. Primarily, Boulez’s sense of structure is unerring, in symphonies that are longer and more episodic than most. His level of concentration never falters––unlike Gergiev, whose attention seems to wander unpredictably in his live LSO set.

Boulez is far from uninflected. Listen, for instance, to the delicacy of the “Bimm bamm” movement of the 3rd Symphony, or the touching introversion of its Finale (and how glowingly the climax of this movement opens up). While Boulez seems to have more rapport with his Viennese musicians, all four orchestras play brilliantly for him. He is also blessed with the finest Mahler singers of their generation: Banse’s sweet soprano in No. 4, de Young and Schäfer perfectly balanced in the Second, Von Otter searching and also at her vocal peak in the Third and the Kindertotenlieder. By concentrating exclusively on the composer’s many tempo indications and dynamics––nothing more nor less––Boulez conveys the essential grandeur of the “Symphony of a Thousand” (No. 8 ) in a stunningly recorded performance with the Berlin Staatskapelle. (Soloists include de Young, Johan Botha, and a slightly too stentorian Robert Holl.) The conductor’s detachment serves to emphasize the Chinese origin of the poems in Das Lied von der Erde, in a highly successful performance with the Vienna Philharmonic, exquisitely sung by the comparatively light-voiced Schade and Urmana (compared, that is, to Fritz Wunderlich and Christa Ludwig for Klemperer, Jon Vickers for Colin Davis or Maureen Forrester for Reiner). Again, the Pointillist delicacy of Mahler’s scoring has never been more telling. In the accompanying interview, Boulez says he prefers Mahler’s orchestration in the song cycles to that of the symphonies.

What do not concern him at all are the extra-musical connotations. If it’s not on the page, it’s not on the stage: That would seem to be his thinking. So there is not a skerrick of the kletzmer band to be heard in the First Symphony’s third movement: In his hands, that episode suggests a brisk march by Bizet. The sense of mystery in the central “Nachtmusik” movements of the 7th Symphony is more fully conveyed under Abbado; here it is absent. Nor is Boulez deeply in tune with the rustic vibe of the 1st Symphony’s second movement––taken far too swiftly for dancing––or the earthy Knaben Wunderhorn songs, which are nevertheless impeccably sung by Gerhaher and Kožená.

Having said that, this traversal is greater than the sum of its parts. Primarily, it is an intensely musical experience. I would urge interested readers to refer to the Fanfare reviews of these recordings on their first appearance: Christopher Abbott and William Youngren particularly wrote very highly of them. If you swear by Bernstein, Solti, Tennstedt, or Tilson Thomas, this set is still a fascinating alternative view––a Modernist view, if you like––and worth hearing for that reason alone. Music making of this caliber belongs in the Hall of Fame without question.

http://www.arkivmusic.com/classical/album.jsp?album_id=539151

En el blog colectivo Top Ear, Jeremy Lee habla de cada grabación en detalle, y concluye:

Pierre Boulez’s Mahler cycle is surely one of the most radical, if not the most radical, Mahler cycle ever recorded, and as I have mentioned throughout my review, there is no guarantee that you will warm to his approach, no matter how cogent his views may be (and his views are almost invariably cogent).  Personally, I view it as a veritable landmark in the history of Mahler recordings, and Boulez’s progressive thinking of Mahler as the predecessor of musical modernism in the 20th century, rather than Mahler as a late romantic, shines a most revealing light on the dark side of the moon.  Like the scandalous première of Le Sacre du Printemps, I gather that at present many fail to understand Boulez’s intentions, but I suspect the stature of Boulez’s Mahler cycle, like the Stravinsky ballet, will grow over time.
https://topear.wordpress.com/2013/09/05/a-consideration-of-pierre-boulezs-mahler-cycle/

Y termina Lee citando al lamentado Tony Duggan:

“I’m enjoying the Boulez Mahler cycle. I may disagree on occasions with some of the things he does but I find I always want to know what he makes of this composer. Rather like sitting down for a long discussion with someone whose views you frequently disagree with but who you admire for their intelligence, breadth of experience and ability to put forward their case: even if you come away disagreeing with everything you have heard, at least you have been given a foundation on which to build your own views.”

Ritter

Cantidad de envíos : 2290
Localización : Madrid
Fecha de inscripción : 08/08/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pierre Boulez - varias orquestas (1994-2010) DGG

Mensaje  Ritter el 15/11/2014, 23:30

Sinfonía Nº 1:



Pierre Boulez no ha dirigido en muchas ocasiones, que yo sepa, la Primera. De hecho, no la hizo ni con la NYPO ni con la BBC SO (en los Proms) cuando era titular de estas orquestas, y la discografía de Mouret sólo recoge esta grabación de DG. En el ciclo, es cronológicamente la quinta sinfonía que grabó.

Del Mahler de Boulez, esta Primera es quizás una de las entregas que mejor acogida ha tenido entre el público y la crítica. Se habla que aquí Boulez se "desinhibe" y deja (en la medida de o razonable, claro ) su "frialdad" y su acercamiento "analítico". Yo no creo que sea así; como dice un usuario en amazon.com (donde la media de valoración de 29 usuarios es 4,5 estrellas): passionate BECAUSE of analytical correctness.

Primero que nada, hay que destacar la tremenda respuesta orquestal. Chicago aquí está IMPRESIONANTE: los metales (¡esas trompetas!), las maderas, las cuerdas... Esto permite a Boulez lograr unas texturas orquestales nitidísimas, donde se oye cada detalle de la orquestación...en este sentido, esta grabación es maravillosa.

Ahora bien... Quizás llevando ese acercamiento hacia Mahler "cronológicamente inverso" (que mencioné en el post introductorio) hasta el extremo de esta Primera sinfonía, Boulez eleva de alguna forma la obra a "música pura", eliminando los aspectos narrativos--o ilustrativos--que se pudiera pensar que esta música debe tener, limando muchas aristas y "domesticando" la obra. Así, el wie ein Naturlaut inicial del primer movimiento defraudará a aquellos que quieran "oir" el sonido de un brumoso bosque bohemio. Si acaso, podrán imaginarse un helado y cristalino día invernal en Grant Park  Razz .

En el Kräftig bewegt tenemos una precisión rítmica apabullante, pero algunos podrán decir que un Ländler campestre no puede ser tan exacto; pero a eso le sigue un trio de una delicadeza y ternura fuera de lo común.

Ese tratamiento con mucho mimo de los pasajes "suaves"  se vuelve a repetir en el tercer movimiento: el tema del Lindenbaum (del cuarto de los Fahrenden Gesellen) es, una vez más, marcadamente tierno y dleicado, pero ha sido precedido de una música klezmer muy contenida (más que en un Shtetl centroeuropeo, podríamos casi estar en un elegante café de Praga). Falta así algo de contraste entre los grotesco y lo lírico..

En el Stürmisch bewegt, Boulez sí parece desmelenarse un poco, y le da al movimiento ese ímpetu juvenil que requiere. Imprime aquí el director ligeras fluctuaciones en el tempo que aumentan la sensación de movimiento.

En alguna ocasión, Boulez ha comentado que en Mahler el interés del uso de danzas, marchas, etc. radica en que transforma este material en términos puramente musicales (lo decía comparando esta técnica a lo que hacía Ives, que decía no era más que citas "como tales"). Pues bien, creo que en la Primera Boulez lleva este enfoque a un extremo que la obra quizá no tolere, y le roba así algo de espontaneidad y frescura.

El sonido es muy nítido. ¿Es posible que los ingenieros hayan metido demasiado mano, y hay algún  detalle que en concierto sería imposible de apreciar de esta manera? Por ejemplo, el primer pizzicato, aislado, del primer movimiento (con las trompetas con sordina tocando su fanfarria en el fondo--2'37") es quizás demasiado presente.

Interpretación: 7
Sonido: 7

¿Qué han dicho otros?

This recording was nominated for the 2000 Grammy Award for "Best Orchestral Performance."
Pierre Boulez continues his Mahler symphony cycle with a First Symphony which will no doubt strike some listeners as cautious or excessively smoothed-out. Although this may be so, Boulez and the Chicago Symphony Orchestra put forth a reading of the Symphony which is technically perfect and has a wonderfully radiant sound. Under Boulez the work may not have the grand dramatic sweep that it does under Jascha Horenstein, but it may be prudent to bear in mind that this is early Mahler and nearly the smallest of the symphonies, not necessarily in need of the same late-Romantic grandeur of the later symphonies.
This is, overall, a fine and highly   recommendable performance. The orchestral playing is excellent, and Boulez' take on the Symphony is certainly valid and compelling. The Chicago brass are at their usual best. The only real complaint is that the disc is less than full at just under 53 minutes--short for a full-price disc. A must for Mahlerians and Boulez fans nonetheless

ArkivMusic.com

Folks who generally shy away from Boulez's Mahler ought to hear this performance. It's a whale of a good time, plain and simple. Far from being cold and analytical, the first movement positively glows with romantic warmth. Boulez is especially generous with the big retard leading to the first movement's climax, where the Chicago brass literally whoop it up, just as Mahler demands. The second movement is fast, but never lacking in charm, while the funeral march of the third movement has the right quality of cartoon ghoulishness. Good klezmer-like interludes, too, if not quite up to Kubelik's incomparable standard. Best of all, the finale positively blazes--no dragging, no underplayed climaxes--simply a blast from beginning to end. Indeed, it's hard to dismiss the notion that the usually cerebral Boulez is simply getting a naughty thrill letting his Chicagoans play the pants off of this most colorful of romantic symphonies. They've recorded it at least four times previously (for Giulini, Tennstedt, Solti, and Abbado), but this really is Chicago's best. Great sound, as well, with room-shaking bass. Take this to your local stereo store, play the last five minutes, and see if you can dim the lights in your neighborhood while you blow out some woofers.
David Hurwitz en amazon.com

Ritter

Cantidad de envíos : 2290
Localización : Madrid
Fecha de inscripción : 08/08/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pierre Boulez - varias orquestas (1994-2010) DGG

Mensaje  Contenido patrocinado Hoy a las 06:43


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.