Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Página 1 de 10. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  Moreno el 1/5/2010, 14:10

Este hilo tiene como objetivo principal la difusión de los distintos artículos dedicados a los 150-100 años del nacimiento-muerte de Gustav Mahler, publicados en periódicos o revistas.

Ayer recibí la Revista Musical Catalana, hoy cuando abrí el sobre me llevé una grata sorpresa:



Se trata de tres artículos englobados bajo el título “Als 150 anys del seu naixement” que en su totalidad ocupan ocho páginas. Escritos cada uno por un autor diferente, se dividen de la siguiente manera:
- Mahler, una música contra l’hàbit; por Josep Casals.
- Alma, la musa de l’home Gustav Mahler; por Mercedes Conde Pons.
- Interpretar l’esfondrament. La creació segons Mahler; por Jacobo Zabalo.

Intentaré digitalizarlo en su totalidad en el transcurso del día para colgarlo en el foro.

Moreno

Cantidad de envíos : 1358
Fecha de inscripción : 21/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  Psanquin el 1/5/2010, 16:48

Bravo Moreno. Vaya sorpresa

Psanquin
administrador

Cantidad de envíos : 8248
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  Moreno el 1/5/2010, 20:29

Ya he digitalizado los tres artículos dedicados a Mahler de la REVISTA MUSICAL CATALANA que acaba de salir.
















Moreno

Cantidad de envíos : 1358
Fecha de inscripción : 21/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  Psanquin el 1/5/2010, 21:49

Impresionante Moreno brindis brindis brindis brindis brindis brindis brindis brindis Tiene una pinta excelente.

Ahora sólo hay que encontrar tiempo para leerlos ¡¡Moltes gràcies!! A ver que tal se me da el catalán study

Psanquin
administrador

Cantidad de envíos : 8248
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Artíclo en Revista Musical Catalana...

Mensaje  AFF el 2/5/2010, 20:52

Los artículos están muy bien. Como catalán, excolaborador de la publicación y conocedor de los tres firmantes os doy algunos datos para poneros al día. Josep Casals es profesor de la Universidad de Barcelona donde da asignaturas sobre estética y tiene, entre otros, un libro que os recomiendo (Afinidades vienesas). Jacobo Zabalo es un joven de treinta-pocos que sabe mucho de filosofía (creo que es profesor en una universidad de Barcelona) y ejerce crítica de conciertos en alguna web muy cutre pero él es bueno -merce la pena leerse sus reseñas-. Ambos, óbviamente, saben de lo que hablan. Y Mercedes Conde Pons... ay! Es la princesita (cuál Barbie musical) de la crítica de Barcelona. Una chica muy afortunada en la vida que, además, procede de buena família y a la que se le abrieron todas las puertas prematuramente y que con los años ha ido escondiendo la mediocridad de su trabajo. Y su artículo es un ejemplo. Su artículo en este dosier ofrece un nivel que ella no tiene. Está bien documentado, bien argumentado y no dice ninguna de sus chorradas ñoñas y kitsch de sus múltiples reseñas de conciertos y programas de mano. Es muy hábil usurpando argumentos. Pero como conozco su redacción os aseguro que el artículo presente no es de su cosecha: es fruto de charlas con ciertos críticos maduros, de ciertas lecturas y sobretodo de estar en contacto con los otros firmantes. El primero, Casals, profesor suyo en el máster que la susodicha realiza -o ha realizado recientemente- en la Universidad de Barcelona; y el segundo, por ser amigo suyo. No os lo puedo asegurar, -aunque podría escribir un mail a Casals para confirmarlo, pues también ha sido profesor mío-, pero todo el pulimiento y logros del artículo de Madamma Conde Pons pueden ser gracias a la revisión de Casals y/o de Zabalo principalmente. En fin, que no os deslumbre. Desgraciadamente no tengo a mano la reseña de la Décima de Mahler que López Cobos ofreció con la OBC en febrero y que apareció en el número de abril de la Revista Musical Catalana. Vosotros mismo os daríais cuenta que hay una enorme distancia entre lo que ella escribe en sus reseñas (y otros dosiers) y lo que ofrece en este artículo. Incluso en el léxico, puesto que utiliza palabras más prpis de otras firmas. Por supuesto, que es muy lícito su proceder pero a las pirañas, mejor verlas venir. Más cuando tampoco dicen nada nuevo, porque en su artículo no dice nada nuevo. Quizá por falta de espacio no ha citado otras obras donde Alma tiene presencia. Se ha quedado como de costumbre, con el sensacionalismo de las frases de la Décima.
Dicho esto, en conjunto, el dossier es interesante... porque ya era hora! Esta revista pertenece al Palau de la Música (más o menos) y se paga con bastante dinero público y créedme que su nivel es de una mediocridad asombrosa, disfrazada de una redacción hipertrofiada, vacía y escasa de contenido por parte de muchos firmantes, empezando por su director. (son pocas las cabezas que pueden salvarse de ahí... casualmente son las menos vinculadas a la publicación, las que sólo publican puntualmente).

Que lo disfruteis!

AFF

Cantidad de envíos : 10
Fecha de inscripción : 28/01/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  Robertino Bergamasco el 2/6/2010, 19:49

X


Última edición por Robertino Bergamasco el 4/1/2012, 22:47, editado 1 vez

Robertino Bergamasco

Cantidad de envíos : 4428
Fecha de inscripción : 14/07/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  Psanquin el 2/6/2010, 20:45

¡Qué pena que no cuenta lo del plagio de la Habanera de Iradier! Y la herida de Anfortas ¡Dios mío! ¡Cuántos kilómetros de tinta se han gastado a raíz de ella!

Psanquin
administrador

Cantidad de envíos : 8248
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  gustavo el 4/6/2010, 12:16

Psanquin escribió:¡Qué pena que no cuenta lo del plagio de la Habanera de Iradier! Y la herida de Anfortas ¡Dios mío! ¡Cuántos kilómetros de tinta se han gastado a raíz de ella!

Sí, cuánta verborrea... Pero si esto sirve para acercar esta música "celestial" al oído de más público, pues los ríos de tinta habrán servido de algo

gustavo

Cantidad de envíos : 3145
Fecha de inscripción : 10/11/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  Robertino Bergamasco el 5/6/2010, 00:26

X


Última edición por Robertino Bergamasco el 4/1/2012, 22:47, editado 1 vez

Robertino Bergamasco

Cantidad de envíos : 4428
Fecha de inscripción : 14/07/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  Moreno el 15/6/2010, 23:25

News, ttl
12/06/2010 - ANNIVERSARI

"Ho visto Mahler per l’ultima volta"
Nascita e morte del grande musicista austriaco: un ritratto inedito del suo mondo di ieri secondo Stefan Zweig

Gustav Mahler non fu mai così vivo e vivificatore per questa città come ora che è lontano, e quella che ingrata abbandonò il creatore ora gli è patria per sempre. Quanti lo amavano hanno atteso questo momento, ma ora che è arrivato non ci rende lieti. Perché i nostri desideri sono mutati: finché fu attivo, il nostro desiderio era vedere ben viva la sua opera, le sue creazioni. Ora che queste hanno raggiunto la fama, abbiamo di nuovo nostalgia di lui, che non tornerà più. Perché per noi, per un’intera generazione, fu più che un musicista, un maestro, un direttore d’orchestra, più che semplicemente un artista: fu ciò che la nostra giovinezza non può dimenticare.[...]

A quell’epoca noi giovani abbiamo imparato da lui ad amare la perfezione, abbiamo compreso grazie a lui che alla volontà intensa, demoniaca, è sempre possibile, nel mezzo del nostro mondo frammentario, costruire per un’ora o due l’eterno e senza macchia dal fragile materiale terreno, e ci ha così insegnato ad attenderlo sempre. È stato per noi un educatore e un sostenitore. Nessuno, nessun altro all’epoca ha avuto altrettanto potere su di noi.

E questo demone della sua natura interiore era così forte che penetrava come un dardo in fiamme attraverso lo strato sottile del suo essere esteriore: egli era tutto ardore, difficile da trattenere nella fragile scorza carnale. Lo si poteva conoscere bene vedendolo una sola volta. Tutto in lui era tensione, era eccesso, passione debordante; intorno a lui vi erano lampi come le scintille intorno alla bottiglia di Leida. Il furore era il suo elemento, l’unico adeguato alla sua forza; a riposo appariva sovreccitato e se restava fermo emanava come scariche elettriche. Non si poteva immaginarlo ozioso, a passeggiare tranquillo; il surriscaldarsi di una caldaia interna richiedeva sempre forza per fare, per portare avanti qualcosa, per essere attivo. Era sempre in movimento, verso un obiettivo, come trascinato da una grande tempesta, e ogni cosa era per lui troppo lenta; forse odiava la vita reale perché era fragile, stentata, indolente, una massa dotata di forza di gravità e resistenza, mentre egli mirava a quell’altra vita reale dietro alle cose, sulle nevi eterne dell’arte, dove questo mondo tocca il cielo. [...]

È impossibile descrivere che cosa rappresentasse per noi giovani, che sentivamo fermentare dentro di noi la volontà di fare arte, lo spettacolo fiammeggiante, che qui si offriva a tutti, di un uomo del genere. Sottometterci a lui era il nostro desiderio; ci impediva di avvicinarci a lui un timore, incomprensibile e misterioso, come non si osa accostarsi al bordo di un cratere e guardare la lava in ebollizione. Non cercammo mai di creare un contatto stretto con lui: il suo semplice essere, il suo esistere, la consapevolezza della sua esistenza accanto a noi, in mezzo al nostro comune mondo esteriore era sufficiente a renderci felici. Averlo visto per strada, al caffè, in teatro, sempre da lontano, era già un evento, tanto lo amavamo e lo ammiravamo. Ancor oggi la sua immagine è viva in me come quella di poche persone; ricordo ogni singola volta in cui lo vidi da lontano. Era sempre diverso e sempre lo stesso, perché sempre animato dalla veemenza dell’espressione del suo spirito. Lo vedo durante una prova: iroso, tremante, urlante, stizzito, sofferente per tutte le imperfezioni come per un dolore fisico; lo vedo un’altra volta chiacchierare allegro da qualche parte per strada, ma anche là in modo istintivo, di una allegria così naturalmente infantile, come Grillparzer descrive quella di Beethoven (e di cui è punteggiata qualche pagina delle sue sinfonie). Era sempre in un certo qual modo trascinato da una forza interiore che lo animava totalmente.

Ma per me resterà indimenticabile una volta, l’ultima in cui lo vidi, perché non avevo ancora mai percepito in modo così profondo, con tutti i sensi, l’eroismo di un uomo. Tornavo dall’America e lui era sulla stessa nave, affetto da una malattia incurabile, in fin di vita. Una primavera precoce era nell’aria, la traversata procedeva tranquilla in un mare blu, increspato da deboli onde; avevamo costituito un piccolo gruppo, Busoni faceva omaggio a noi amici della sua musica. Tutto ci spingeva a essere lieti, ma sotto, da qualche parte nel ventre della nave lui sonnecchiava, vegliato dalla moglie, e per noi era come un’ombra sulla leggerezza delle nostre giornate. A volte, mentre ridevamo, qualcuno diceva: «Mahler! Il povero Mahler!» e diventavamo muti. Lui giaceva là sotto, un uomo perduto, arso dalla febbre, e solo una piccola fiamma luminosa della sua vita guizzava sopra sul ponte, all’aperto: sua figlia, che giocava spensierata, felice e inconsapevole. Noi, però, noi lo sapevamo: sentivamo la sua presenza là sotto, sotto i nostri piedi, come se fosse stato nella tomba. E poi all’arrivo a Cherbourg, nel rimorchio che ci trasportò, alla fine lo vidi: giaceva immobile, di un pallore mortale, con le palpebre chiuse. Il vento gli aveva spostato di lato i capelli ormai grigi, la fronte arrotondata sporgeva alta e ardita; sotto, il mento severo, dove risiedeva la forza della sua volontà. Le mani emaciate giacevano incrociate sulla coperta, piegate dalla stanchezza; per la prima volta quell’uomo ardente mi apparve debole. Il suo profilo – indimenticabile, indimenticabile! – si stagliava su un’infinità grigia di cielo e mare; in quella scena vi era una tristezza sconfinata, ma anche un qualcosa che, trasfigurato dalla grandezza, risuonava per spegnersi nel sublime come musica. Sapevo che lo vedevo per l’ultima volta. La commozione mi spingeva ad avvicinarmi, la timidezza mi tratteneva; non potei fare altro che continuare a guardarlo da lontano, come se in quello sguardo avessi potuto ancora ricevere qualcosa da lui ed essergli grato. In me risuonava cupamente una musica, dovetti pensare a Tristan, mortalmente ferito, che ritorna a Kareol, la rocca paterna, ma era diverso, più profondo ancora, più bello, più radioso. Finché poi trovai la melodia e le parole nella sua composizione scritta molto tempo prima, ma che solo in quell’istante giungeva a compimento, la melodia quasi divina, segnata dalla beatitudine della morte, di Das Lied von der Erde sulle parole: «Ich werde niemals in die Ferne schweifen. / Still ist mein Herz und harret seiner Stunde» ([Vado verso la mia terra ..]e non me ne allontanerò mai più. / Silenzioso il mio cuore / Ansiosamente aspetta la sua ora). [...].

Questo fu l’effetto del suo demone su di noi, su un’intera generazione. La nuova generazione che lo incontra ora, senza conoscere la sua biografia, e che può amare solo quanto del suo fuoco misterioso si è sublimato in musica, non conosce tutto il suo essere. Per loro l’opera di Mahler risuona già dall’irreale, dagli alti cieli dell’arte tedesca; per noi è sempre presente il modo esemplare con cui strappò alle cose terrene la loro infinitezza. Quelli conoscono soltanto l’essenza, il profumo del suo essere, mentre noi abbiamo conosciuto ancora il colore ardente che circondava questo calice.
http://www3.lastampa.it/libri/sezioni/news/articolo/lstp/243042/

Moreno

Cantidad de envíos : 1358
Fecha de inscripción : 21/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  Moreno el 2/7/2010, 13:45

¿Qué opináis de este artículo publicado hace unas horas en El Mundo.com?

Mahler: sentido y vacío
Victor Arteaga Villa

Desde el momento de su institucionalización, del establecimiento de la relación señores en gracia – esclavos en desgracia, la idea de lo divino en el hombre, que constituye el núcleo más íntimo de su interioridad (“¡Yo soy divino!/ Yo, el hombre, soy el Dios que baja al mundo del empíreo/ y hace de la tierra un paraíso”, de “La mamma morta”, de “Andrea Chénier”, de Umberto Giordano), devino insoportable fardo, pesadísima carga sin posibilidad de sobrellevarse. La imagen del Dios inspectoril, vigilante desvelado, castigador inmisericorde, es la más perversa de cuantas plásticas angustian al hombre.

Como consecuencia, la experiencia más auténticamente humana, la única revestida de la más desnuda certidumbre, la muerte, se tornó drama, calamidad, maldición, expulsión, fracaso, depresión… Contrariando el fantástico canon de la literatura paulina, no puede ser que la muerte sea el salario del pecado (Rom. 6, 23), una atractiva palabra a la que lo cristianoide de doble moral despojó de su encanto etimológico (la “hammartia” griega, vinculada al contexto político/ético de la tragedia), así como de su fuerza de atracción en cuanto pulsión que potencia y afirma la vida (Nietzsche).

La muerte es el laurel de la vida, la corona de la existencia, la retribución de la bienaventuranza del vivir intenso, que otros, con audacia poética, llaman Dios: chispa divina, aliento vital, metáfora de la “imagen” dada y la “semejanza” ganada. Sólo es digno de morir quien vive; el que no, perece. La muerte se obtiene como el gran premio por haber hecho de la existencia algo feliz y maravilloso, alegre y vigoroso, dionisíaco y hermoso, lejos de la privación, la represión o la contención, cerca del goce, el placer, el disfrute: el “fruit” de los latinos. No hay más vida que la del aquí y ahora, la que nos tiene que ocupar frente a la eventual de un allá y después, que no nos tiene porqué preocupar. Al caer la noche se levantará el telón de la trascendencia negativa y oscura, del no-ser profundo que llevará de regreso al camino anterior, al modo de Heidegger y con sabor a los versos místicos de Juan de la Cruz, del venir al ser, porque, en definitiva, el “ser-para-la-muerte” es la inevitable vocación del hombre. La muerte es la certificación de la madurez, el registro de la mayoría de edad, la patente de la plenitud.

Sólo el arte esclarece el misterio del hombre. Cuando todo parece y aparece vacío, ¿de qué aferrarse para atrapar el sentido? De la belleza: “sólo la belleza salva”, confiesa Dostoievski por boca de su príncipe idiota Mishkin. Y del arte, el menos divino, el más demoníaco, el solo que autoriza la transacción fáutisco-mefistofélica: la música. La novela de Thomas Mann en la que Adrian Leverkühn es protagonista, es la evidencia de ello. Crear para la muerte: para merecerla y alcanzarla, para traspasarla, para sostenerla como el sentido que colma el vacío, es el destino elevado y honroso del músico.

Entonces, aparece un artista, emerge un músico, escondido tras la fachada de Leverkühn, otros debatirán su identidad entre Schönberg, Webern y Berg; oculto tras la máscara del novelista herido de Tadzio, muerto de amor adolescente, de “La muerte en Venecia”, del mismo Mann, revelado en la conversión que a músico comete Visconti en la película homónima. ¿Quién es? El compositor, raptado, de un corpus sinfónico, nueve concluidas, la décima, no, cual autor de una “gran novela enciclopédica”, advierte Adorno. Es Gustav Mahler: la música del sentido de la muerte, la poesía instrumental del vacío de la vida. Mahler, el primero después de Dios, Beethoven. Mahler, sesquicentenario por estos días: julio 7 de 1860 – julio 7 de 2010. Mahler, la música reconvertida, retorno a Pitágoras, regreso a Platón, en prospecto metafísico para desentrañar las cifras del sentido de la muerte, para desenclavijar los hilos del vacío de la vida.

Muerto en Viena el 18 de mayo de 1911, por la misma época de la pasantía de Mann por el Lido de Venecia, director de la Ópera vienesa y de la Filarmónica de Nueva York, siempre se le acusó de extranjería: “bohemio entre austríacos, austríaco entre alemanes y judío ante el mundo”. Asistido por una arraigada sensación de minusvalía, solitario y melancólico, desasosegado, temeroso del futuro, sugestionado por el fantasma del fracaso, desprestigiado, perseguido y abandonado por sus más amigos, Mahler creyó encontrar un bálsamo para su vida en 1902, al casarse con Alma Schindler, veinte años menor, quien le dará una hija, Anna, muerta de escarlatina en 1907. Los tres ciclos de sus Lieder, “Canciones del camarada errante”, “Canciones de los niños muertos” y “La canción de la tierra”, retratan su gris existencia, sus lóbregos presentimientos, sus mórbidos sentimientos. Eugenio Trías lo asocia con Amfortas, del “Parsifal” de Wagner: su tema es el dolor y de su costado abierto se desparrama la multitud de sus composiciones. “La música de Mahler, la que sólo pudo haber compuesto un muerto, es la de las últimas palabras del desertor: los que han perdido su turno, los que han sido pisoteados, los que carecen de toda libertad… Sus sinfonías y sus canciones son baladas de la derrota” (Adorno).

Mahler: la muerte, el sentido; la vida, el vacío. Del cuarto movimiento de su Tercera Sinfonía, de “La canción del noctámbulo”, del Zaratustra nietzscheano: “¡Oh hombre! ¡Presta atención! / ¿Qué dice la profunda medianoche? / Yo dormía, dormía. / De un profundo soñar me he despertado: / El mundo es profundo, / Y más profundo de lo que el día ha pensado. / Profundo es su dolor. / El placer es aún más profundo que el sufrimiento: / El dolor dice: ¡Pasa! / Mas todo placer quiere eternidad, / ¡Quiere profunda, profunda eternidad!”.
http://www.elmundo.com/sitio/noticia_detalle.php?idedicion=1788&idcuerpo=1&dscuerpo=Secci%C3%B3n%20A&idseccion=3&dsseccion=Opini%C3%B3n&idnoticia=153062&imagen=070920080909victor.jpg&vl=1&r=opinion.php

Moreno

Cantidad de envíos : 1358
Fecha de inscripción : 21/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  gustavo el 2/7/2010, 16:51

Mahler: la muerte, el sentido; la vida, el vacío.

Me parece una visión bastante pesimista sobre la música de Mahler. Yo realmente siento su música como un compañero de camino, en los buenos y en los malos momentos, sabiendo eso sí que nuestra vida tiene un destino ineludible -su Sexta-. Pero la vida hay que vivirla a tope -su Tercera-, procurar no dejar nada para mañana, dar lo que podamos de nosotros mismos -su Octava- y esperar que con la muerte no hay un final sino un punto y aparte -su Segunda y su Novena-.

gustavo

Cantidad de envíos : 3145
Fecha de inscripción : 10/11/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  Psanquin el 2/7/2010, 17:19

Coincido totalmente gustavo. Que visión más tópica y por encima exacerbada hasta lo ridículo. Qué descripción de Mahler tan alejada de la realidad. Así está el mundo

Psanquin
administrador

Cantidad de envíos : 8248
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  Moreno el 2/7/2010, 17:51

Pero eso no es nada, es que incluso el artículo es tan malo, tan mediocre, que ni siquiera el autor logra acertar en los datos biográficos reales, Ejem:

"Mahler creyó encontrar un bálsamo para su vida en 1902, al casarse con Alma Schindler, veinte años menor, quien le dará una hija, Anna, muerta de escarlatina en 1907"

Shocked Shocked Shocked Primero obvia el nacimiento de Maria y luego se carga a Anna affraid, como es posible que permitan escribir cosas con este nivel de ignorancia.

Moreno

Cantidad de envíos : 1358
Fecha de inscripción : 21/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  Ludovyk el 2/7/2010, 20:24

Moreno escribió:News, ttl
12/06/2010 - ANNIVERSARI

"Ho visto Mahler per l’ultima volta"
Nascita e morte del grande musicista austriaco: un ritratto inedito del suo mondo di ieri secondo Stefan Zweig

Me parece que este artículo está publicado en español, en el libro El legado de Europa, con varios artículos de Zweig (editorial El Acantilado).





Ludovyk

Cantidad de envíos : 1008
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  carlos pareja obregon el 8/7/2010, 14:10

Argentina es un país muy largo, diríamos desde Buenos Aires, su ciudad capital.
Casi 3200 km nos separan del límite norte Jujuy, y unos 3.500 del límite más austral Ushuaia.
Sin embargo con semejante grandeza de extensiones, los limites para muchas cosas que vivimos los argentinos se usó decir hasta los años 60 que estaba ubicado en la Avenida General Paz (avenida que circundaba a la ciudad capital).
En realidad hoy ya en el S XXI, y desde hace unos cuantos años la gran urbe en que se convirtió esta ciudad, hace que más allá de esos lugares mencionados existan unos 14.000.000 de habitantes. Sin embargo si bien la ciudad se extendió enormemente no lo hizo en igual proporción en cuanto a algunas actividades. Y por supuesto que la cultural ha sido la más penosamente postergada.
Si deseamos concurrir a un concierto de nivel internacional, y de fuste, no queda otra alternativa que concurrir al Teatro Colón, reinaugurado hace unos días con motivo del Bicentenario de la Patria promocionado por el gobierno de turno, y que con un abono de 8 funciones líricas, otro tanto orquestada, e igual de Ballet, cierra sus puertas para un muy limitado grupo de ciudadanos selectos que accedan a él. Otro par de salas porteñas (nombre que reciben los que residen en Buenos Aires), de menor marco también complementan este funcionamiento. Pero ya en el interior del país la oferta cultural musical es escasa y pobre. Vaya como ejemplo que el Teatro Municipal de Bahía Blanca (la ciudad más importante hacia el sur, distante 800 km de Buenos Aires y de 300.000 hab)ha representado Aída por 2da vez en 20 años, con los mismos decorados, ropaje, que lo hiciera la 1era vez en 1967. Cada tanto llega alguna filarmónica, limitada en componentes desde la Gran Ciudad, y otras se limita a algún concertista, o agrupación menor. Con eso nos conformamos en el interior del país.
Tucumán, se encuentra a unos 3.000 km al noroeste de Buenos Aires.
Allí se declaró la Independencia de España en un Congreso Constituyente en 1816. Actualmente es una ciudad moderna que no llega al millón de habitantes, y la actividad cultural principal es la autóctona. Aquella que preserva las raíces indígenas, y la cultura de la época de la colonización Virreinal (Argentina conformaba el Virreinato del Río de la Plata, con Uruguay, Paraguay y parte de Chile).
Pensar en un concierto Brandenburgués allí es un despropósito. Es más. Ni siquiera la novena de Beethoven tendría un auditorio que superara el centenar de personas, sin lugar a dudas todas foráneas de ese lugar, y extraídas de la Gran Buenos Aires.
Por ello es que quedé gratamente sorprendido al ver este artículo sobre Mahler, que si bien como dice Gustavo, solo es un corto riacho de tinta, , bien vale como dato ilustrativo que en tantísimos rincones Mahler está y estará presente en este par de años, y que los amantes de su música y vida podrán reproducirse gratamente en la medida que cada uno logre difundir su obra.
Carlos




Copiado de Google News - Mahler

DIARIO LA GACETA
TUCUMAN
(ARGENTINA)

Espectáculos
MUSICA
Mahler, un músico monumental pero poco interpretado


Miércoles 7 de Julio de 2010 | Se cumplen 150 años del nacimiento del genial compositor. Pocas piezas de su compleja obra se tocaron en Tucumán.

INCOMPRENDIDO. Mahler compuso una obra que fue resistida en su tiempo.

Tan celebrado como polémico: Gustav Mahler fue uno de los directores de orquesta más famosos de su tiempo. Sin embargo, como compositor no fue comprendido. "Ya llegará el momento de mi música", afirmaba él, convencido.

Nunca supo cuánto tiempo tardaría en llegar ese momento ni qué dimensión alcanzaría este cambio triunfal, pero como muy tarde a partir de los años 60 del pasado siglo se convirtió en uno de los compositores más populares de todos los tiempos. Algo que ni siquiera él había profetizado.

Hoy, el mundo de la música celebra el aniversario 150 de su nacimiento y, un año después, el 18 de mayo de 2011, se conmemorará el centenario de su muerte.

El propio Mahler se veía como alguien "anacrónico", mientras que Richard Strauss lo describió como un "soñador ajeno al mundo". Y como un hombre desgarrado entre el ascetismo del arte y la pasión por vivir lo inmortalizó el cineasta Luchino Visconti en 1970, con su adaptación de la novela de Thomas Mann "Muerte en Venecia".

"Mahler es un músico que atraviesa paisajes sonoros que mezclan el folclore centroeuropeo, los sonidos de la naturaleza y una profunda reflexión psicológica", señaló el director Gustavo Guersman, que en 2008 dirigió la cuarta Sinfonía con la Orquesta Sinfónica de la UNT.

Según explicó, Mahler es un compositor difícil de dirigir y de interpretar. "Casi todas sus sinfonías son monumentales y están concebidas para ser interpretadas con grandes orquestas, es decir, aquellas con más de 120 músicos y con instrumentos especiales", comentó Guersman, quien reconoció que su "tocayo" es uno de sus compositores preferidos. Esta es la razón por la que la obra de Mahler no suele ser abordada con frecuencia en Tucumán. A excepción de la Cuarta Sinfonía y del adagietto de la Quinta Sinfonía (que Hollywood usó mucho como banda de sonido de varias películas), el resto de sus obras prácticamente no se escucharon en la provincia.

Gustav básico, para oír y disfrutar

Compuso un total de 10 sinfonías, la última está inconclusa. La cuarta y la quinta son las más interpretadas. El adagietto de la quinta sinfonía se usó en el filme "Muerte en Venecia". Sus canciones o lieders también son bellísimas. Las más famosas son las "Kindertotenlieder" ("Canciones a los niños muertos") y "Das lied der Erde" ("La canción de la Tierra").


carlos pareja obregon

Cantidad de envíos : 355
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 03/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  Robertino Bergamasco el 18/7/2010, 21:50

X


Última edición por Robertino Bergamasco el 4/1/2012, 22:47, editado 1 vez

Robertino Bergamasco

Cantidad de envíos : 4428
Fecha de inscripción : 14/07/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  gustavo el 18/7/2010, 23:45

Pues tampoco hay que seguir al oráculo a pie juntillas, no? Ya somos todos suficientemente mayorcitos, no? Razz

gustavo

Cantidad de envíos : 3145
Fecha de inscripción : 10/11/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  Robertino Bergamasco el 6/9/2010, 22:45

X


Última edición por Robertino Bergamasco el 4/1/2012, 22:46, editado 1 vez

Robertino Bergamasco

Cantidad de envíos : 4428
Fecha de inscripción : 14/07/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  Psanquin el 6/9/2010, 22:59

Gracias Robertino bounce A mi me ha emocionado Embarassed

Psanquin
administrador

Cantidad de envíos : 8248
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  Hades el 7/9/2010, 00:44

No lo he leído todavía, pero viendo la fuente ya me imagino qué debe ser Evil or Very Mad

Hades

Cantidad de envíos : 782
Edad : 28
Fecha de inscripción : 29/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  Hades el 7/9/2010, 01:02

En la Sexta sinfonía, una marcha terrible anticipa de forma visionaria miles de botas nazis avanzando amenazadoras
Uuuuuuuuy qué miedo Rolling Eyes

Lo mismo de siempre. Público, por más que digan sus editores, ha sido, es y será un periódico conservador. Conservador de una forma de pensar enfermizamente parcial, anclada en el pasado, incapaz de ver más allá de los típicos dogmas progres - este artículo es una prueba de ello - y con una ilusión de hipermoralidad reservada sólo a los más sectarios. Mahler, si no componía bajo el influjo del socialismo, de la lucha de clases o de la opresión económica, sencillamente no compondría. Ni respiraría, puesto que todo el devenir humano se reduce a lo anterior. Para ellos, claro.

Hades

Cantidad de envíos : 782
Edad : 28
Fecha de inscripción : 29/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  parte el 7/9/2010, 08:45

Robertino Bergamasco escribió:Mahler, compositor socialista

http://blogs.publico.es/dominiopublico/2378/mahler-compositor-socialista/

... tengo la mandíbula dislocada de tanto reirme. ¡¡Dios Santo, cuanta barbaridad junta!! Mad Mad

Qué es lo que te ha hecho gracia?

parte

Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 26/02/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  gustavo el 7/9/2010, 10:56

Lo siento, Psanquin, esta vez -y sin que sirva de precedente- tengo que dar la razón a Robertino Embarassed Estas historias sobre lo del nazismo, la "visión" de las guerras europeas y demás parafernalia (incluído lo de que Mahler era socialista confused ) cuando se habla de la obra de Gustav son simple reclamo para almas cándidas!!! Mahler fue un artista como la copa de un pino, un genio, que además logró expresar en música los sentimientos y anhelos de la Humanidad. Todo lo demás son verdaderas pamplinas.

gustavo

Cantidad de envíos : 3145
Fecha de inscripción : 10/11/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  Psanquin el 7/9/2010, 11:04

¡Qué diferentes somos los humanos! scratch Lo que a Robertino le hace reír a mi me emociona, a Hades le cabrea y parte no le ve la gracia por ninguna parte Razz

Lo asombroso o lo bonito es que a los tres nos guste Mahler.

Hades, pienso que si el artículo no hubiese aparecido en Público y sí por ejemplo en el Financial Times tu reacción no hubiese tan crítica. Robertino que debe estar un poco saturado de semana de cine negro necesita reírse con lo primero que encuentre. Realmente yo tampoco sé muy bien donde está lo gracioso pero entiendo que los tiros van por la misma línea de flotación de siempre; la música de Mahler no son más que notas; a lo que uno no puede dejar de decir, la música de Mahler es mucho más que notas, e incluso que emociones. Es un reflejo de su pensamiento y de sus reflexiones, bastante complejas por cierto pues abarcaban temas espirituales, fiilosóficos, religiosos y políticos. Nos guste o no el pensamiento político de Mahler era socialista; pero esto no tiene nada que ver con los partidos que nos desgobiernan.

Psanquin
administrador

Cantidad de envíos : 8248
Fecha de inscripción : 16/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículos dedicados a los 150-100 años mahlerianos

Mensaje  Contenido patrocinado Hoy a las 14:46


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 10. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.